Alphonse Mucha en el Palacio de Gaviria

Luca Lembo. Madrid, 27/10/2017. El Palacio de Gaviria acoge, hasta el 25 de febrero, una gran retrospectiva dedicada al artista checo padre del Art Nouveau, Alphonse Mucha.

La exposición recoge más de 200 obras entre pinturas, dibujos, grabados, fotografías y objetos que atestiguan la versatilidad de Mucha, personalidad de las más influyentes en la escena cultural de Paris a finales del siglo XIX.

A través de su producción artística, es posible reconstruir las etapas más destacadas de su vida, desde las dificultades de sus primeros años en la capital francesa, hasta el éxito y la fama conseguidos a partir de su colaboración con la actriz más célebre de la época, Sarah Bernardt; para ella realizó el cartel de la obra “Gismonda” en 1884 y de muchas otras en los años a seguir.

Así creó un nuevo lenguaje, muy personal, hecho de figuras etéreas, decoradas a menudo con elementos vegetales o simbólicos, marcadas por líneas definidas y sensuales a la vez.

Sus imágenes alcanzaron un público muy extenso gracias a los medios de comunicación y a la publicidad. De tal forma, se convirtieron en iconos que abrieron paso a una nueva tendencia en el mundo del arte, llamada estilo Liberty, modernismo o Art Nouveau.

Mucha fue también un intelectual místico, afiliado a la masonería; un patriota orgulloso de sus raíces eslavas, firme defensor de la independencia de Checoslovaquia del Imperio Austrohúngaro; esto no le impidió de ser al mismo tiempo un cosmopolita apreciado tanto en Europa como en Estados Unidos.

Todas dichas facetas se ven reflejadas en el recorrido de la muestra, producida por el Grupo Arthemisia, en colaboración con la Fundación Mucha, dirigida por su nieto, John Mucha, y creada con la finalidad de resguardar el legado del artista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here