“Café Society”, una historia de sentimientos

cartel CAFÉ SOCIETYPaula Gómez. Madrid, 29/08/2016.

Los Ángeles, años 30. Bobby (Jesse Eisenberg) llega a Hollywood desde Nueva York dispuesto a trabajar en la empresa de su tío, un renombrado representante de actores. El sueño de Bobby es el de cualquier otro joven de su edad que lo deja todo para empezar de nuevo en una industria en la que nada es fácil. Cuando su tío le encarga a su secretaria Vonnie (Kristen Stewart) que le enseñe la ciudad, Bobby se enamorará rápidamente de ella. Un amor de verano que trascenderá en su futuro marcándole para siempre.

El juego de luces y sombras que ha creado Woody Allen en Café Society con Vittorio Storaro es fascinante. Se muestra así un drama profundo con la belleza estética del cine, donde Kristen Stewart y Blake Lively resplandecen a la luz de las velas. Y aunque ese dramatismo no es demasiado intenso, existen también muchos momentos cómicos donde el espectador sonreirá. Las subtramas en la cinta resultan ser livianas, ya que son las historias, las de sentimientos, en las que recae el peso de la película; una cinta en la que se vislumbra la química existente entre Eisenberg y Stewart, cuyos papeles, parece que están hechos a medida.

Café Society habla de amor, de desamor, y del paso del tiempo. Y lo hace de una forma sencillamente excelente.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here