“C’est La Vie!”: Humor a la francesa

Cómo organizar una boda y sobrevivir en el intento

Madrid, Enero 2018

El dúo francés de directores y guionistas Eric Toledano y Olivier Nakache, traen este 2018 una nueva comedia: “C’est la vie” (La sense de la fête).

Max (Jean Pierre-Bacri) dirige una empresa de organización de bodas con la que tiene que enfrentarse a todo tipo de peticiones de sus clientes, por complicadas que parezcan. Y por si eso no fuera poco, lidiar con sus problemas personales y unos pintorescos compañeros de trabajo que, en ocasiones, le dificultan más la tarea.

Teniendo en cuenta que sus predecesoras tuvieron tan buena acogida, no sólo entre el público francés sino en todo el mundo (sobre todo cuando hablamos de Intocable), es normal que esta cinta parezca menos efectiva. Pero si la aislamos de esa burbuja de expectativas, “C’est la vie” es una película que evade y entretiene al espectador de una manera amena, con diálogos rápidos y sketches visuales en la línea de las comedias más clásicas.

La acción transcurre casi en tiempo real para que el espectador sea partícipe de ese complicado y meticuloso horario que se sigue, o más bien se persigue, en cualquier evento y más si hay comida de por medio. Nótese la ironía, ya que en pocas y contadas ocasiones ese horario llega a cumplirse a raja tabla. Los protagonistas de esta aventura no iban a ser menos y deberán solucionar todos los problemas que se les irán presentando…incluso mucho antes del comienzo del esperado acontecimiento. Y esto precisamente es el gancho de la historia: ver cómo ese grupo tan disparatado de empleados (un fotógrafo caradura, el músico con aires de estrella, camareros de dudosa legalidad…)  conseguirá llevar a término la lujosa boda que se pretende en el castillo del siglo XVIII.

“C’est la vie!” representa, una vez más, esa comedia ligera realizada en el país vecino, con la que poder pasar un rato agradable y, por qué no, ver el lado positivo de las cosas.