Concha Velasco se ríe de su “funeral”

Cuando entra en escena el teatro enmudece para, inmediatamente, estallar en una gran ovación. Concha Velasco es, sin lugar a dudas, una de las grandes actrices del panorama nacional, que se ha sabido ganar el respeto de público y crítica a base de trabajo, esfuerzo y dedicación.

El funeral es para ella una obra muy especial porque, además de asistir a su propio velatorio, se trata de un encargo que hizo a su hijo, Manuel M. Velasco. La actriz quería una “comedia blanca, muy loca, que remitiera a El fantasma de la ópera, Sunset Boulevard, Mary Poppins o La bruja novata“, según relata el joven director.

Concha Velasco se mete en la piel de Lucrecia Conti, la actriz más importante del cine, el teatro y la televisión de España, que acaba de fallecer. Sin embargo, la gran diva de las tablas no estará dispuesta a marcharse tan fácilmente y exigirá una despedida a la altura de sus logros.

A la vallisoletana la acompañan actores de gran envergadura como son Jordi Rebellón, Clara Alvarado, Cristina Abad y Emmanuel Medina, lo que añade presión a las labores de dirección de Manuel M. Velasco, quien siempre les estará agradecido por la confianza que han depositado en él.

A sus 79 años Concha Velasco sigue viviendo por y para su profesión, la que ama y a la que ansía regresar por muchos obstáculos que le plantee la vida. Hace tiempo que no tiene nada que demostrar, sin embargo, a la actriz aún le quedan muchas actuaciones con las que seguir llenando los escenarios. Por eso Concha Velasco es una de esas pocas actrices que está en el corazón de todos, porque es querida por todos. Verla es un regalo, una oportunidad y un privilegio. Que siga siendo así por muchos años más.

El funeral se representa en el Teatro La Latina, Plaza de la Cebada 2, de miércoles a viernes a las 20:00 horas, sábados a las 19:00 y 21:30 horas, y domingos a las 18.00 horas hasta el próximo 20 de enero.