“Corta el Cable Rojo”: teatro de improvisación para morir de risa

Patricia Olivares. Madrid, 04/06/2017

El arte de la improvisación en estado puro. Así es Corta el Cable Rojo, un espectáculo que consigue cada lunes arrancar las carcajadas del público del Pequeño Teatro Gran vía. Tres actores y cómicos: Carlos Ramos, Salomón y José Andrés que demuestran desde el minuto uno al último de esta obra de casi dos horas de duración que tienen un talento increíble para improvisar. Y es que absolutamente todo es improvisado y se crea a partir de la participación del público a través de sus sugerencias. Un guión elaborado al momento del que surgen historias divertidísimas, canciones o personajes únicos.

Los actores son los protagonistas, al igual que el propio público y es que sin éste, no sería posible este espectáculo. Todo en directo y en exclusiva, porque nada de lo que pase volverá a repetirse, por lo que volver de nuevo a verlos está más que permitido, especialmente cuando sabes con seguridad que saldrás del teatro riéndote por todo lo que has vivido en la butaca.

Los tres actores y guionistas improvisados demuestran su don de palabra, su talento para la interpretación y una rapidez mental difícil de igualar.  Y es que llevan cinco años ya demostrando cada lunes como se puede llenar el patio de butacas de carcajadas. Los tres protagonistas junto con la productora, Sandra Reyes fundaron Corta el Cable Rojo en 2011 para aunar dos tendencias del mundo del espectáculo: el Stand up y la improvisación teatral.  Y es que todos ellos con cómicos y tienen una larga trayectoria a sus espaldas haciendo reír con los divertidos guiones de sus monólogos.

Un escenario prácticamente vacío en el que un perchero con diversas ropas y pelucas y un músico amenizando y acompañando cada momento con su teclado, son el complemento perfecto para este espectáculo de improvisación. Eso y las ideas que los espectadores van aportando a lo largo de todo el espectáculo y es que sin ellos, no sería posible. Al público le está permitido decir cualquier cosa que se le pase por la mente porque seguro que los cómicos sabrán sacar el lado divertido hasta de la ocurrencia más aburrida o absurda.

Así que si queréis pasar un rato muy divertido, olvidar vuestras preocupaciones y problemas del día a día, no dudéis en acercaros a ver este espectáculo en el que lo mejor es dejarse llevar, dejar a un lado la vergüenza y reír sin parar.

Corta el Cable Rojo se representa todos los lunes en el Pequeño Teatro Gran Vía. 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here