Dos imprescindibles de PhotoEspaña

 

Madrid, 15/07/2012. 

“Ansiedad de la imagen” y “Esquizofrenia tropical” son dos de las exposiciones que merecen la pena visitar dentro de este circuito internacional de fotografía y artes visuales. El primero se centra en la globalización y sus consecuencias políticas y económicas y el segundo en la bipolaridad de Latinoamérica.

La Sala Alcalá 31 acoge la exposición Ansiedad de la imagen, que reúne fotografías de Matteo Basilé, Winfried Bullinger, Chen Chieh-jen, Wu Daxin,  Nir Evron y Wang Guofeng, entre otros. A pesar de las diferencias en forma y fondo de las imágenes, todas tienen un nexo de unión y es la globalización. Pero sobre todo, la reestructuración que provoca basada en las necesidades económicas e intereses políticos.

La oposición entre ricos y pobres, globalización y nacionalismo, centro y periferia se reflejan en fotografías que retratan esa “ansiedad de la imagen”, que nos hacen recapacitar sobre las grandes diferencias sociales que, por desgracia, siguen teniendo lugar en nuestro tiempo y en diversas partes del mundo.

Esquizofrenia tropical puede verse en el Instituto Cervantes, que esta vez apuesta por varios jóvenes fotógrafos latinoamericanos como Lucia Baragli, Guadalupe Casasnovas, Patricio Crooker, Alfredo Zeballos, José Luis Cuevas y Alejandro Kirchuk, entre otros. Un total de dieciséis artistas de seis países diferentes que muestran a través de su objetivo los contrastes de los últimos años en Latinoamérica.

Unos contrastes que se reflejan en una sociedad que es retratada con cierto optimismo y sin pretensiones políticas, aunque la mirada comprometida de los autores sí está presente en la intencionalidad de las imágenes. Una exposición cuya parte central está dedicada a las grandes urbes y los pasillos laterales son un paseo por la América Latina más íntima, tanto en su faceta de paz como de violencia.

En definitiva, dos exposiciones imprescindibles, dentro del circuito fotográfico de PhotoEspaña, que nos ayudan a conocer un poco más el mundo que nos rodea, en su lado bueno y en el malo. La realidad en sí misma.