El corazón de París late en Madrid con la voz y el delirio de Édith Piaf

Bajo el cielo de París sigue volando una canción, la que baila a la sintonía de su voz. La de tristezas, ilusiones, y esperanzas. Rodeada de desgracias, Édith Piaf se convirtió en la banda sonora de una nación. Sonido de calles adoquinadas al compás de acordeones.

Dar vida a uno de los más grandes emblemas de la canción francesa es, más que nada, un acto de responsabilidad. Porque Édith Piaf solo hay una y sus palabras eran la expresión del amor, el lenguaje de su vida, ese que tanto ansiaba y que tantas veces la golpeó desvaneciéndose y dejándola sola con sus anhelos y sus temores. El amor, a lo que realmente aspiraba al crecer rodeada sin él.

Sus erres, su carácter rebelde, su pequeño cuerpo aleatorio. Su inigualable voz. Un reto al alcance de muy pocos, al que Mariaca Semprún ha tenido la ‘valentía’ de reencarnar a una artista con la fácil, y complicada, capacidad de hacer temblar los corazones.

Pero como Édith, Mariaca ha sabido hacerse fuerte ante el reto, reproducir la esencia, rendir tributo al sentimiento. Alimentarse de lo mismo de lo que Édith se nutrió, la música.

No es fácil interpretar a una de las más grandes de la canción francesa. Mucho menos cantar como ella lo hacía. Y aún menos saber reproducir sus movimientos, sus inquietudes, sus desazones, y sus, probablemente, escasas alegrías. Mariaca Semprún lo consigue, viajando a mediados del siglo XX, donde un pequeño gorrión, proveniente de lo más profundo de las calles de la ciudad de la luz, supo dibujar el sol en la oscuridad.

Édith Piaf cantaba al amor. Su lenguaje era el amor. La adversidad convertida en fortaleza. Un recuerdo de la belleza en la voz de Mariaca Semprún. “No, no me arrepiento de nada, ni del bien que me han hecho, ni del mal”. Y así, Édith Piaf, con sus canciones, sigue insistiendo en que la vida hay que pintarla de color de rosa.

Piaf, voz y delirio estará en el Teatro Fígaro, calle Doctor Cortezo 5,  en junio los miércoles y jueves a las 20:30 horas, viernes y sábados a las 18:00 horas, y domingos a las 17:00. Julio (excepto 1 de julio): Miércoles a sábados a las 20:30 horas, domingos 19:00, hasta el 29 de julio.