Eduardo Aldán es ahora El Jefe


Tras triunfar durante 12 temporadas consecutivas en la cartelera madrileña con Espinete no existe, Eduardo Aldán se sube a las tablas para ser El Jefe. Una comedia llena de humor con una gran dosis de realidad en la que un empleado que acaba de ser despedido se queda encerrado en la empresa con el que hasta ese momento era su jefe.

Todo transcurre el 31 de diciembre cuando un exitoso hombre de negocios, al frente de una importante empresa de chocolate, ultima una serie de tareas pendientes antes de emprender un viaje a Nueva York para pasar la Nochevieja con su familia. En ese momento será cuando uno de sus empleados, Israel Criado, al que no se había molestado en conocer pero que llevaba trabajando en su compañía más de veinte años, irrumpe en su despacho tras haber sido despedido.

El azar hará que ambos queden atrapados en el edificio y tengan que compartir las últimas horas del año reflexionando sobre la vida, el trabajo y lo que realmente importa, que muchas veces queda relegado a un segundo o tercer plano.

El Jefe es una radiografía de la sociedad actual en la que, en muchos casos, las prioridades se ven alteradas por las presiones externas y el ritmo vertiginoso del día a día. Una reflexión en clave de humor con una rotunda premisa: mientras haya con quien compartir un buen chocolate, el resto es menos importante de lo que, casi siempre, se puede llegar a pensar.     

El Jefe se representa en el Teatro Arlequín Gran Vía, calle San Bernardo 5, los jueves a las 20:45 horas, viernes y sábados a las 20:00 y 22:00 horas, y domingos a las 18:00 horas.