El erotismo y la comedia se apoderan de la Gran Vía

Lara Padilla. Madrid, 20/09/2012.

Con menos de un año de vida, la compañía EDB Theater Group presenta en Madrid su segunda producción en el Teatro Arlequín de Madrid.

“Showtime Burlesque” es un compendio de algunos de los géneros dramáticos más populares que arraigan en los teatros en época de escasez: burlesque, vodevil, music hall, comedia, danza, acrobacias y, ante todo, puro erotismo. Durante algo más de una hora, los espectadores podrán evadirse de la realidad a golpe de sugerentes figuras e hilarantes momentos.

Los maestros de ceremonia, Camino Miñana y David Carrio, guían al público por los distintos y variados números del espectáculo dejando entrever una sutil historia que hace el papel de hilo conductor. Aparentemente liberada ella y parco de valores él, a lo largo de la representación se van vislumbrando dos personalidades inconexas que consiguen, por una parte, superar algunos prejuicios y, de otra, demostrar que la primera impresión no es lo que cuenta.

Junto a ellos, Ender Bonilla, director y coreógrafo, Richard Quintana, María Granada, Gaia Vezzosi, Idaira Fernández, Alice Montini y Yolanda López forman el cuerpo de 7 artistas que se contonean entre plumas, ligueros y tacones. Aunque pareciese que Idaira es el principal reclamo de la producción por su aparición en un popular programa de la televisión, lo cierto es que los números cómicos del elenco masculino son los más aclamados. Tanto es así que el público no puede evitar estallar en carcajadas con la versión un tanto macabra del ballet de Tchaikovsky “El Lago de los cisnes”, la parodia de un famoso videoclip de Beyonce y alguna que otra escena donde las pelucas son las protagonistas. Mientras, las mujeres son las encargadas de seducir y encandilar a los asistentes.

Sin embargo, la escenografía y la iluminación se convierten en un hándicap durante la puesta en escena. La escasa maniobrabilidad de ambas facetas deslucen las coreografías al representarse en un espacio notablemente reducido y se echa de menos una iluminación adecuada a cada número y participante. Este aspecto queda especialmente patente durante el número de danza acrobática cuando los bailarines han de solventar el problema de espacio en apenas tres metros lineales. Pese a estos inconvenientes técnicos ajenos a la compañía, el espectáculo logra su objetivo con creces: arrancarle una sonrisa al espectador.

Se trata así de una propuesta de entretenimiento que rememora esos momentos de antaño que se vivían en cabarets y salas para caballeros pero, esta vez, para un público más amplio.

“Showtime Burlesque” podrá verse en el Teatro Arlequín de Madrid los días 21 y 22 de septiembre. 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here