El Libro de la Vida, las cosas que no olvidamos

150220_libroDiego García Ballesteros. Madrid, 20/02/2015.

Producida por el inagotable Guillermo del Toro y dirigida por Jorge R. Gutiérrez, llega toda una sorpresa en forma de cine de animación con base en el corazón de México y su característica forma de entender y de celebrar la muerte como parte inseparable de la vida.

El Libro de la Vida cuenta la historia de tres amigos de la infancia (Manolo, Joaquín y María), su separación y su posterior reencuentro en la edad adulta. Juntos protagonizarán una conmovedora aventura acerca de los miedos, la amistad, el amor… y ante todo, la vida y la muerte.

Lo primero que llama la atención de El Libro de la Vida es su maravillosa puesta en escena. Su explosión visual y acústica acompaña perfectamente a una historia que, si bien no destaca por aportar muchos elementos novedosos, sí que consigue enganchar al espectador, sea cual sea su edad. Los personajes principales (a quienes prestan originalmente su voz Diego Luna, Zoe Saldana y Channing Tatum) se hacen enseguida con nuestro cariño y nos hacen vibrar con cada peripecia, cada canción y cada giro de la trama. Además, la banda sonora cuenta con varias piezas muy conocidas por el gran público, como Creep de Radiohead, que aparece muy bien versionada y se integra perfectamente en el aroma de la película.

Las personas no mueren mientras quede alguien en el mundo que las tenga en su recuerdo. Esa es una de las mayores enseñanzas que el filme transmite, y por todo ello, El Libro de la Vida (y la saga que se prevé) se va a mantener durante mucho tiempo en la memoria del espectador que la sepa disfrutar. Y lo mejor de todo es que, como ocurre con las mejores obras de animación, se trata de una película que perfectamente pueden disfrutar mayores y niños, y además hacerlo de formas completamente distintas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here