El microcosmos de “Orange is the new black”

Paula Gómez. Madrid, 12/11/2013.

La creadora de la original serie “Weeds”Jenji Kohan, vuelve a la carga con un drama carcelario cautivador: “Orange is the new black”, probablemente una de las mejores series del año, y una de las grandes propuestas de Netflix que en diciembre llega a España de la mano de Canal + Series.

Piper Chapman (Taylor Schilling), treintañera, emprendedora y con una vida estable, ingresa en la prisión federal de Litchfield diez años después de haber cometido el delito de recoger en Bruselas una maleta llena de dinero proveniente del tráfico de drogas. Chapman tendrá que enfrentarse a la realidad de un microcosmos en el que ella no se siente partícipe, reviviendo un delito que cometió cegada por amor.

Tras su ingreso en prisión, convive con una serie de mujeres y policías que en un principio le resultan amenazantes. Personajes que, como ella, en algún momento de su vida han cometido un error y siguen cometiéndolos: Crazy Eyes (el sobrenombre lo dice todo), Red (la rusa líder encargada de la cocina), la hippy ecologista, la monja asesina, la ultrareligiosa descarriada, la lesbiana hipster o Alex Vause (Laura Prepon), la mujer de la que estuvo enamorada y por la que sufre condena.

Mientras, Larry, su prometido (Jason Biggs, sí, ¡el de “American Pie”!) está esperándola, pero ¿serán capaces de sobrellevar una relación a distancia en dos mundos completamente diferentes?

Razones para ver “Orange is the new black”

“The animals, the animals…Trapped, trapped, trapped ´till the cage is full”Es la canción pegadiza, y más que acertada de Regina Spektor que abre la cabecera de esta serie cuyo guión, basado en el libro que narra los hechos reales de Piper Kerman, escritora y actual especialista en comunicación, profundiza en cada una de estas mujeres, interpretadas de manera notable por un elenco espectacular (Danielle Brooks, Taryn Manning, Laura Prepon, Michelle Hurst, Kate Mulgrew, Natasha Lyonne, Dascha Polanco, Lea DeLaria, Samira Wiley, Yael Stone, Uzo Aduba, Catherine Curtin etc.). Un casting espléndido donde todas estas secundarias se convierten en un pilar fundamental de la serie. Es, tanto la revelación de la historia personal de cada una de ellas, como el día a día en Litchfield lo que hace de “Orange is the new black” una especie de adicción para el espectador.

Piper Chapman y Piper Kerman ¿realidad o ficción?

No es cierto que Piper tuviera que pasar su condena en la misma cárcel con Alex, pero los principales personajes de la serie aparecen en las memorias de Kerman. También es verídico el artículo que escribió Larry en The New York Times relatando la experiencia de tener una prometida en prisión…

 

Netflix ya ha confirmado la grabación de una segunda temporada. Probablemente “Orange is the new black” de para mucho más. Si Kohan regaló al público con “Weeds” un personaje fresco, fuerte y alocado como Nancy Botwin (a pesar del desvarío de la serie en sus últimas temporadas), ahora trae a Piper Chapman. Habrá que ver si Chapman no termina desvariando como Botwin y “Orange is the new black” continúa por el magnífico camino que ha recorrido hasta ahora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here