‘Éramos unos niños que escuchaban música en su cuarto’

«Hemos formado un grupo. Hemos venido a enseñaros esto. Y esto es nuestra primera maqueta: Éramos unos niños que escuchaban música en su cuarto. Hay cosas nuestras. Hay cosas que no, ya lo veréis. Puede que desafinemos. Seguro que desafinamos. De hecho, queremos desafinar saltando en una cama elástica. Queremos dar un do de pecho con un proyector en el local de ensayo. Queremos tocar la batería, romper la batería e incendiar la batería con un delfín hinchable. Queremos que, por un instante, sepáis que el puente de La Salve de Bilbao está en Nueva York. Y que el río Hudson está trufado de delfines del pueblo de Pizarnik».

DT Espacio Escénico acoge la apuesta de Quemar las naves en Madrid, de la mano de  Itziar Manero y Carlos Pulpón los próximos 21, 22 y 23 de enero.