Ex Machina…Y el hombre creó a la máquina

150227_machinaJavier Ambite. Madrid, 27/02/2015.

La temática sobre la Inteligencia Artificial ha sido abordaba en numerosas ocasiones por el séptimo arte (Blade Runner, El hombre bicentenario, Inteligencia Artifical, o Cortocircuito) , y recientemente ha llegado Autómata con Antonio Banderas, con un contexto postapocalíptico desalentador donde se plantea la posibilidad de que la máquina supere al hombre, a nivel emocional e intelectual.

En el caso de Ex Machina, Garland, como buen conocedor de la ciencia ficción gracias a sus guiones de Sunshine y 28 dias después, sabe exprimir y quedarse con la esencia que emanan de las obras de los grandes como Asimov y Philip K.Dick para pasarlos por su tamiz de ópera prima. Tiene como resultado un sugerente ejercicio con una puesta en escena mínima y claustrofóbica, y con un trío de actores excelentes que llevan todo el peso de la película.

La película posee una primera parte interesante, tensa e hipnótica, a partir del mito de Frankeinstein, de hecho, podría ser un capítulo de la transgresora y original serie británica Black Mirror. Sin embargo, en la segunda parte, cuando relamente hay que ver el desarrollo de la trama, nos encontramos ante una gran falta de fuelle en el ritmo y unas estrategias argumentales forzadas. Da mucha rabia que a la historia le falte más tensión y una gran dosis de saber qué se quiere contar. A pesar de los intentos por sorprender al espectador con varias vueltas de tuerca , no consigue su efecto sorpresa.

A pesar de todo, Ex Machina es un recomendable filme para disfrutar y hacerte recapacitar sobre el papel del hombre jugando a ser Dios y sus consecuencias.