«Forever Young», entretenimiento musical

Lara Padilla. Madrid, 08/01/2012.

Tras conocer el trabajo del suizo Erik Gedeon por casualidad durante un viaje a Oslo, la conocida compañía teatral Tricicle decidió poner en marcha este espectáculo en España partiendo de la consigna de que a pesar de que todos somos diferentes, en el fondo, todos tenemos algo en común: todos hemos de envejecer. Así, «siete actores jóvenes se interpretan a si mismos, o a lo que serán dentro de cuarenta años, cuando estén residiendo en un asilo para artistas retirados que no se resignan a ser simplemente viejos«.

Se trata de un espectáculo para todas las edades cuyo único fin es el puro entretenimiento de los asistentes con una moraleja sobre el paso del tiempo y el trato a nuestros mayores, colectivo olvidado donde los haya en esta sociedad. A grandes rasgos, se trata de la conjunción de piezas musicales en una misma escena cuyo nexo son estos personajes que, a través de las mismas, intentan penetrar en sus diferentes caracteres. Por lo tanto, es importante presentarse en la sala sin mayor expectativa que aquella de pasar un buen rato.

María Adamuz, Jacobo Dicenta, Dulcinea Juárez, Armando Pita, Edith Salazar y Rubén Yuste, acompañados en todo momento por el músico Marc García Rami, son los encargados de dar vida a estos personajes aislados en su rutina diaria. Residiendo todo el interés de la función en la caracterización de los personajes, realizada por Toni Santos, y el trabajo de los actores para dar vida a estos músicos de la tercera edad, consiguen despertar el buen humor del público gracias a sus historias, su personalidad y la rencillas entre individuos utilizando también como gancho populares canciones que interpretan oscilando entre una salud ciertamente debilitada al repunte de la fuerza que antaño debieron poseer.

A pesar de conseguir su objetivo último, el entretenimiento, la realidad es que el espectáculo en sí es algo insulso por lo ligero del mismo. En principio, no sorprende y no aporta realmente nada digno de mención a excepción de alguno de sus gags y un momento de incredulidad general ante un posible desenlace sorprendente. Sin embargo, la habitual calidad en la dirección de Tricicle y la ternura que despiertan los personajes lo convierten en una de las opciones más populares allá por dónde viaja el espectáculo.

“Forever Young” se encuentra en estos momentos de gira por diferentes ciudades españolas.