“Formentera Lady”, la madurez de un viejo hippie

Madrid

Pau Duráactor de televisión, cine y teatro- se pone detrás de las cámaras por primera vez para dirigir este relato ambientado en una de las islas más mágicas de nuestro territorio. Rodeado de grandes pesos de la interpretación, nos presenta “Formentera Lady”.

La canción de los King Crimson, “Formentera Lady”, da nombre a la película

Samuel (José Sacristán) es un viejo hippie que llegó a la isla de Formentera en los años 70 y no ha vuelto a salir por su miedo a viajar en barco o avión. Tras muchos años sin ver a su hija (Nora Navas), esta se presenta en casa de Sam (como le conocen todos sus amigos) pidiéndole que se haga cargo de Marc (Sandro Ballesteros), su nieto. Acostumbrado a una vida de excesos y sin ataduras, le costará adaptarse a todos los cambios que se avecinan.

Como suele ocurrir en la mayoría de las películas de corte intimista, donde lo que se busca es el proceso de aprendizaje y la evolución del personaje, las interpretaciones son el pilar de la historia. La que nos ocupa en esta reseña no va a ser menos y tiene a uno de los grandes intérpretes masculinos: José Sacristán. Encarna a la perfección a ese hippie anclado en un pasado que le es cómodo y el cual no quiere abandonar; pero un pequeño, con la misma sangre rebelde que corre por las venas de su abuelo, será la clave para ese cambio.

“Formentera Lady” trata sobre cambiar, adaptarse a los giros inevitables que se presentan en la vida y aceptarlos, si no quieres que te pasen por encima y acaben contigo. Una película sencilla, envuelta en un paisaje extraordinario, que tocará las mentes y los corazones de todos aquellos que hayan vivido la soledad de ser uno mismo.

 

Otro estreno de la semana es “78/52”, un interesante documental sobre la que es quizás la película insignia de Alfred Hitchkcok: “Psicosis”. Por medio de entrevistas a diferentes personajes del panorama cinematográfico, analiza la inquietante y famosa secuencia de la ducha. Revista Red Carpet ya tuvo oportunidad de ver este trabajo de Alexandre O. Philippe en el pasado Festival Nocturna Madrid, llevado a cabo en octubre del año anterior; ahora podrá disfrutarse en diferentes salas a lo largo de nuestro país.