José Sacristán es Don Quijote en El Español

Lara Padilla. Madrid, 10/11/2012.

El dramaturgo José Ramón Fernández es el encargado de adaptar y adecuar el clásico de Miguel de Cervantes en una producción dirigida por Luis Bermejo con el fin de que el espectador «se haga preguntas» y recuerde la bondad de la que hacen alarde los personajes en esta época en la que vivimos.

A la hora del comenzar con el proyecto, el único factor concreto por entonces era quién iba a encarnar el papel de Don Quijote ya que no podía ser otro que José Sacristán. Junto a esta decisión se han ido uniendo otros aspectos imprescindibles como ha sido el trabajo de adaptación del libreto, un amplio grupo de profesionales técnicos y un elenco de actores como son Fernando Soto (Sancho Panza) o Almudena Ramos (Sanchica). Ambos compartirán escenario en todo momento con el violonchelista José Luis López que aportará un atmósfera musical con música original de Ramiro Obedman.

En esta nueva versión donde los personajes mantienen la misma «rabiosa humanidad» que aportase el genio de Cervantes, Sanchica adquiere un protagonismo del que carecía en la novela pero que, asegura el propio Sacristán, es todo un acierto. Soto afirma que el personaje «aporta un punto de cordura entre este matrimonio [Quijote y Sancho]» y hay una cierta ironía con el papel que así juega el personaje femenino y, a su vez, el más joven. No obstante, hay un quinto protagonista que siempre se halla presente en esta novela: la propia Mancha, bella tierra de evocación de aventuras.

Asimismo, José Ramón Fernández apremia al público a intentar adivinar qué partes son originales y cuales aquellas añadidas al libreto. Aunque reconoce que escribir la adaptación de un texto «tan lleno de tesoros» hace que «llores tachando» cuando has de suprimir algo para que el libreto tenga el sentido y la continuidad necesarias.

Sacristán se estrena en el Teatro Español aunque no tanto con el personaje de Don Quijote que ya interpretara en «El hombre de La Mancha», adaptación musical del clásico de Dale Wasserman. Durante la presentación del espectáculo en la biblioteca del Teatro Español, comentaba que «es una auténtica satisfacción en los personal y en lo profesional» trabajar en este proyecto que, además, pone el «acento en la ética y la moral» sin querer adoctrinar a nadie.

Esta nueva versión que se estrenará el próximo 14 de noviembre, invita a la gente a reflexionar, a reír e intenta, según comentaba Almudena Ramos, «llegarles al corazón».