La abducción de Luis Guzmán, realismo y costumbrismo sobre las tablas

abd

Almudena Ortiz. Madrid, 21/02/2015.

La abducción de Luis Guzmán es la primera obra teatral de Pablo Remón, una función costumbrista y realista, que se desarrolla en el salón de una casa de una pequeña ciudad de provincias, donde se narra la historia de una familia en la que el ambiente empieza a enrarecerse.

La obra se crea a través de un proceso de trabajo conjunto con los actores, partiendo de improvisaciones grabadas. Además, un texto brillante e inteligente, junto con el buen hacer de los actores: Ana Alonso, Francisco Reyes y Emilio Tomé, consiguen que el público quede encandilado desde que se abre el telón.

Luis Guzmán, el protagonista, ha vivido toda la vida con su padre y hay algo extraño e infantil en él, que le incapacita para desenvolverse por sí mismo en la vida. Ahora, su padre ha muerto y la situación se torna complicada.

La llegada a la ciudad de su hermano Max, con su incomprensión y frialdad, la complejidad de Clara, la mujer de éste, unido al infantilismo y buena voluntad del protagonista, producirán un coctel explosivo de sentimientos y contradicciones que son el detonante para una obra brillante.

Destaca además, el montaje de la obra, unido al equilibrio entre el drama y la comedia, que dotan de sutileza a la pieza teatral, en la que el público podrá impregnarse de teatro en estado puro, en una función que se muestra realista y honesta sobre las tablas.

En definitiva, un drama entretenido y emocionante, que se presenta como una firme apuesta en la cartelera madrileña, donde la negación, las relaciones familiares y la empatía se darán cita sobre las tablas, en una obra conmovedora.

La obra podrá verse en el Teatro Lara los viernes a las 20:15 horas, los sábados a las 19:15 horas y domingos a las 18:15.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here