“La Cabaña” : Refugio para los más devotos

Este camino empieza cuando Mack Phillips (Sam Worthington) y su familia sufre una tragedia tras un viaje a un lago cercano. Tras ese incidente caerá en una depresión y pondrá en duda todo aquello sobre lo que cree; pero tras un fin de semana inesperado en una cabaña y rodeado de unos extraños personajes, deberá aprender a superar su dolor y continuar su vida junto a la familia.

La Cabaña es la adaptación de la novela del mismo título de William Paul Young, escritor Canadiense con un pasado de abusos en su niñez que comparte con el protagonista de esta peculiar cinta. En principio escribió el libro para un reducido grupo de personas (sus seis hijos y los amigos más llegados) y lo mismo ocurre con esta película: tiene un target de público muy concreto y sólo gustará y emocionará, a partes iguales, a ese grupo de personas más afines al tema tratado.

Para aquellos que no se sientan cercanos a las doctrinas religiosas, será una película muy larga y pesada con la que chocará continuamente, ya que dará la sensación de estar en un sermón de domingo escuchando determinados conceptos como: [“si una voluntad decide no seguir a Dios, el mal se abrirá paso”]. Frase bastante controvertida que cada cual deberá procesar y entender como buenamente pueda.

La Cabaña muestra la superación del dolor y la pérdida de un ser querido desde un punto de vista con el que se puede estar de acuerdo o no; pero ese dolor va más allá, se siente igual proceses la religión que sea o si decides no seguir ninguna. Es algo no exclusivo del ser humano, sino universal, que supera a cualquier ente creador y/o todopoderoso.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here