«La caza», no hay víctimas ni demonios


Carolina Villa. Madrid, 18/04/2013.


“Todos estamos convencidos de conocer a nuestros hijos, y es habitual pensar que los niños no mienten”, dice Thomas Vinterberg. “Pero sí que mienten, inventan historias para complacer a los adultos”. Y cuando estas historias sugieren abusos sexuales, las personas se sumergen en la histeria, pierden la razón y las formas para sacar a relucir sus instintos más primarios. Aquí los procesos judiciales y la investigación policíaca no importan. En este pueblo son los vecinos quienes juzgan y quienes empiezan La caza.


El director se apoya en la poderosa interpretación de Mads Mikkelsen, la mayor estrella del cine danés, para dar vida al desafortunado ayudante de guardería acusado de pederastia. No es la historia a la que estamos acostumbrados, pues todos son inocentes, todos en el fondo lo saben pero todos actúan como creen que deben actuar. Desde la directora de la guardería hasta el padre de la niña, que además es amigo del acusado. El director los excusa a todos: “Imagina que eres niño y un psicólogo te pregunta una y otra vez: ¿Qué viste? ¿Viste esto? A la tercera el niño empieza a pensar que de verdad ocurrió”. Porque los niños mezclan fantasía y realidad en los amores idílicos. El drama es tan poderoso que el espectador odiará a la enternecedora niña, ese demonio que destruye la vida de un hombre. Pero aquí todos son víctimas de su propia conciencia. Es una caza de brujas y, de fondo, la Navidad.


Algo tiene el cine danés y su visión profundamente desencantada del mundo. Como el Dogville de Lars Von Trier y sus oscuridades humanas. Podría verse La caza como un intento por provocar e incomodar al espectador, una sensación que logra a medias y sin llegar a límites traumáticos. Pero el valor de este drama psicológico recae sobre la narración y los actores. Es un estudio sobre cómo funciona la reputación en esta sociedad. Basta un rumor para manchar toda una vida, para que la desconfianza permanezca y para que el perdón se diga con la boca muy pequeña. Que fueras un ciudadano ejemplar no importa cuando gobierna una calumnia. Esta bomba explota sólo un momento, pero se ha cargado demasiados paisajes. No hay vuelta atrás. Una reputación destruida una vez muere para siempre.

 

Valoración (sobre 5): 3,5


 

Ficha Técnica:

Dirección: Thomas Vinterberg.

Guión: Thomas Vinterberg y Tobias Lindholm.

Intérpretes: Mads Mikkelsen, Alexandra Rapaport y Thomas Bo Larsen.

Género: Drama. Abusos sexuales.

Año: 2012.

País: Dinamarca.

Duración: 111 min.

Distribuidora: Golem Distribución.

Comments are closed.