“La ciudad de las estrellas”… los sueños, el éxito

“La ciudad de las estrellas”… los sueños, el éxito

0

La ciudad de las estrellas (Cartel)
Diego García. Madrid, 13/01/2017.

Llega a los cines españoles la película que acaba de arrasar en la ceremonia de entrega de los Globos de Oro. Con los siete premios a los que estaba nominada (mejor película comedia o musical, mejor director, mejor actor y mejor actriz de comedia o musical, mejor banda sonora original, mejor guion…), esta maravilla llamada La ciudad de las estrellas (La La Land) va a encumbrar a un director que ya mereció todos los elogios hace tres años con Whiplash. Habrá que agradecer a Damien Chazelle que haya regalado al mundo tanta belleza en poco más de dos horas.

Sebastian (Ryan Gosling) y Mia (Emma Stone) son dos soñadores, dos prisioneros de su propio corazón. Uno todavía cree que puede conquistar al público con su clásica interpretación del jazz, la otra anhela que en la moneda deje de salir cruz en alguno de esos cástings a los que se presenta buscando la oportunidad de demostrar que puede ser una gran actriz. Sus miradas se cruzan en un atasco cualquiera, uno como el que en ese momento son sus vidas, y desde ese instante ya nada vuelve a ser igual.

Pero ni uno ni otro han contado con sus sueños. Tampoco se han planteado la posibilidad de que sea eso precisamente lo que más fuerza haga para separar sus caminos. Comienza entonces una complicada lucha entre lo que se siente y lo que se desea, en la que el camino hacia las rosas del éxito muestra todas sus espinas.

La película, que desde el principio (y sobre todo al principio) muestra un marcado carácter musical, es una auténtica delicia para los sentidos. Las interpretaciones de la pareja protagonista merecen todos los premios recibidos y los que están por llegar, y es que la química entre Gosling y Stone es algo que viene ya de lejos, siendo éste su tercer largometraje juntos. Chazelle ha sabido echar mano de esa especial conexión para aromatizar una historia auténtica, conmovedora y que tiene mucho de mirada interior por parte de un Hollywood que sabe perfectamente que dentro de sus paredes no todo son luces. Conviene no parpadear ni un segundo para no dejar escapar nada de la esencia de una obra que será recordada durante mucho tiempo.

Crítica
Valoración
Diego García
Licenciado en Periodismo. Pierdo el sueño pensando en el verso perfecto, preparando el próximo viaje o buscando la nueva banda sonora de mi vida. Enamorado del mar. Quizá me encuentres por ahí escribiendo artículos sobre cosas tan imprescindibles como la buena comida o el cine.

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta