“Locos de contento” en el Teatro de las Aguas

¿Qué ocurre cuando las consecuencias de la crisis económica afectan a la vida familiar y a la salud física y mental de quienes la padecen? Este es el tema principal de “Locos de contento” que cuenta la historia de Claudia y Román, una pareja desesperada por dar un giro a sus vidas y que ponen todas sus esperanzas en la visita a su casa de un alto cargo del país que le puede dar trabajo a él, desempleado desde hace tiempo. Poco a poco la tensión aumenta y las situaciones disparatadas se suceden una tras otra y todas en clave de humor.

Entre risas asoma la desesperación, el desamparo, la depresión, la ansiedad y la injusticia debido a una situación económica complicada que atraviesa la pareja y que sufre, como tantos otros, la presión de la sociedad que les impide ser felices y tener una vida digna.

Un texto inteligente y provocador bajo la divertida y original mirada del autor uruguayo Jacobo Langsner que muestra la hipocresía, el aparentar ser felices a pesar de los problemas y todo siempre desde la sátira y el humor. Una obra que habla de los que se quedan fuera, de los que no pueden elegir, de los que tienen que dejar de lado sus sueños y aspiraciones porque tienen que centrarse en solucionar lo urgente y dejar de un lado lo importante. Básicamente centrarse en sobrevivir y no en vivir.

Dirigida por Diego Molero y protagonizada por Camila Bertone y Gabriel Tortarolo, actores argentinos que bordan sus respectivos papeles como pareja desesperada que pierden los nervios ante situaciones aparentemente absurdas pero que les hace aflorar todas sus miserias, sus miedos, sus esperanzas y de las que los espectadores se sentirán identificados. La pareja tiene una química especial y consiguen arrancar las carcajadas del público de principio a fin de la obra.

“Locos de contento” se representa en el pequeño y acogedor Teatro de las Aguas en pleno barrio de La Latina y es la obra perfecta para desconectar, reír y dejarse llevar por esta divertida y caótica pareja que inevitablemente, hace reflexionar al espectador sobre su propia vida, sobre lo que impone el sistema y la sociedad en la que vivimos y cómo el estrés y las dificultades económicas nos pueden llevar al límite. Muy recomendable.

“Locos de contento” se representa todos los viernes de abril y mayo en el Teatro de las Aguas.

Comments are closed.