Los diez mejores espectáculos que nos ha dejado 2012

Vicente Rodrigo y Lara Padilla. Madrid, 29/12/2012.

La eterna crisis del sector de los espectáculos ha tenido un episodio ciertamente cruel este 2012: una injustificada subida del IVA en nada menos que trece puntos que, sin duda, ha contribuido a alejar al ciudadano medio de las salas y quebrar la delicada vitalidad de las tablas españolas. El hecho trasciende y se convierte en frustración cuando muchos montajes plagados de ilusión no resultan rentables.

No obstante, hay motivos para hacer un balance positivo de un año complicado. El teatro español demuestra creatividad y vigor, sigue habiendo apuestas arriesgadas y montajes ambiciosos. Este año, infinidad de ellos merecen una mención especial. Destacamos a continuación lo que nos han parecido las mejores propuestas de este 2012:

 

10 – NUESTRA CLASE, de Tadeusz Slobodzianek, dirigido por Carme Portaceli

Un tema ambicioso, universal: la II Guerra Mundial, y un sentimiento retratado con aspereza: el odio al semejante, la vileza humana. Una dirección magistral y unos personajes retratados al detalle hicieron de una obra que no tuvo un gran alcance algo digno de volver a representarse.

9 – EL CRIMEN DE LORD ARTHUR SAVILLE, de Oscar Wilde. Dirección musical: Francesc Mora. Dirección escénica: Joan Maria Segura.

La joven compañía catalana Egos Teatre trasladó a la Sala Girau del Fernán Gómez esta completa obra musical ambientada en el siglo XIX. La lucha contra un fatal destino ante una particular mezcla de estilos. Nominado en la categoría “Mejor musical” de la última edición de los Premios del Teatro Musical.

8 – CANDIDE, de Leonard Bernstein, dirigida por Paco Mir.

Su paso por los Teatros del Canal fue fugaz, pero suficiente para poner en escena una opereta cómica que aunó calidad técnica, escénica y actoral. Una obra llena de ironía, humor, y cierto trasfondo filosófico.

7 – LOS ÚLTIMOS DÍAS DE JUDAS ISCARIOTE, de Stephen Adly Guirgis, dirigida por Adán Black.

Perteneciente a esa clase de maravillas de las que permanecen en la memoria. Un montaje innovador y arriesgado y un acercamiento a la traición más conocida de la Historia. Una trama inesperada sumergida bajo un halo de envolvente misterio.

6 – EL ÚLTIMO JINETE, de Roy Loriaga, dirigida por Víctor Conde.

Somos afortunados de poder disfrutar aunque sea por pocas semanas (hasta el 6 de enero en Teatros del Canal) del estreno mundial de esta nueva gran apuesta musical, gracias al empeño de la participación española. Un auténtico cuento tradicional árabe que cuenta con un elenco y una puesta en escena de impresión.

5 – HAMLET, de William Shakespeare, dirigida por Will Kee.

La leyenda del personaje más emblemático de Shakespeare se hizo grande en las naves del Matadero con el arte de Alberto San Juan a las órdenes del británico Will Kee, con quien también ha demostrado buena sintonía sobre las tablas. Toda una tragedia en mayúsculas tratada con la majestuosidad que requiere.

4 – LA LOBA, de Liliam Hellman dirigida por Gerardo Vera.

Nuria Espert en la piel de una desbocada mujer sin escrúpulos. El texto retrata el lado más crudo de las relaciones fraternales y el coste de oportunidad entre ambición y dignidad. Muchos han sido los textos estadounidenses adaptados a los escenarios españoles este año, pero sin duda pocos como el paso de “La loba” el María Guerrero.

3 – DE RATONES Y HOMBRES, de John Steinbeck, dirigido de Miguel del Arco.

Ardua tarea la de confeccionar un top10 con una muestra de obras tan ambiciosas. Llegamos al “podio”, zona de obras imprescindibles. El texto traslada al espectador a la crisis económica y social de los estadounidenses años 20. Ante una época de dificultades nos encontramos con un retrato tan fino como pocos de un bien tan intangible como la amistad.

2 – FOLLIES, libreto de James Goldman; música y letras de Stephen Sondheim; dirigido por Mario Gas.

A nuestro juicio, el mejor estreno de teatro musical del año. Un musical espléndido: una historia basada en el amor, los anhelos de juventud, el engaño a uno mismo y las esperanzas truncadas. Encandila de principio a fin. Elegante e impecable.

Y el espectáculo que encabeza nuestro ránking es

1 – LA VIDA ES SUEÑO, de Calderón de la Barca, dirigido por Helena Pimienta.

Conmovedora, soberbia, irrepetible. Blanca Portillo pone rostro a un montaje espectacular que ha cautivado a la ciudad de Madrid, emprendiendo una gira ambiciosa por numerosas ciudades españolas.

Consulta nuestro top 10 de espectáculos imprescindibles del año 2011.