«Los proyectos que se desarrollen ahora serán catapultados cuando las cosas comiencen a ir bien»

Texto: Paula Gómez. Fotos: Eduardo Molinari. Madrid, 21/05/2012.


Miguel Draco Tena busca «El Éxito definitivo» con la creación de un primer disco muy americano que consiguió masterizar en Nueva York con Greg Calvi, colaborador habitual en los discos de John Mayer, James Morrison, Bob Dylan, Bruce Springsteen o Lenny Kravitz. El joven artista compagina su carrera en solitario con un proyecto alternativo junto a su banda habitual, Hotel Paris.



¿En qué momento decides dedicarte al mundo de la música?


Tanto mis hermanos como yo siempre hemos empezado pronto a hacer canciones. Mi hermana con cuatro años ya hacía sus propias melodías…Aunque luego he estudiado otras disciplinas porque mis padres decidieron que sería lo mejor, por si acaso lo de la música no salía bien. Realmente la decisión la tomé con unos 25 años, apostar por la música de una manera más seria dejando a un lado lo de la fotografía y todo lo demás, y dedicar todo el tiempo a tocar y componer, porque si no dedicas todo el tiempo a esto no creo que sea viable.



¿Qué puedes contarnos de tu primer disco?


Estoy muy contento. Quería hacer canciones de amor con un estilo americano y creo que ha quedado un poco eso. Terminé de hacerlo y fuimos a masterizarlo a Nueva York, con Greg Calvi, que ha trabajado con Lenny Kravitz y todo…la verdad es que tuve mucha suerte porque al ver que era yo solo les gusté y me hicieron una rebaja. Incluso tardó menos tiempo del previsto y me salió más barato. Salí casi llorando de allí, diciendo ¡lo he conseguido!

 



Antes de llegar a “El éxito definitivo” ¿Qué camino has recorrido?


Toqué aquí, en Barcelona, en Londres y he pasado desde la música electrónica al rock gótico…un poco de todo. Ahora con más madurez hago un pop rock más cercano a mis raíces, los Burning, Leño, Sabina…los hijos de la calle. He terminado también haciendo un proyecto en paralelo que tiene canciones más rock y más noventa, pero digamos que con “El éxito definitivo” muestro una parte concreta y muy personal mía, y de mis relaciones que escribía desde el sofá de casa.


Tu padre, Manolo Tena, ¿Qué impresiones tiene de todo lo que estás consiguiendo?


El título del disco es una broma privada que tenemos él y yo. Como somos un poco esotéricos, de echarnos las cartas y el tarot; cuando nos echábamos las cartas le preguntaba cómo me iba a ir, él me decía que “el éxito definitivo” aun no llegaba, y ahora decidí poner ese nombre al disco. Ya me ha dicho: ¡Hombre por fin has conseguido hacer el disco! Porque siempre me estaba diciendo que lo hiciera.



Además de tu proyecto en solitario tienes una banda,  Hotel Paris ¿Miguel Draco Tena es la parte más comercial y Hotel Paris la más alternativa?


Si. Aparte de lo de Miguel Draco estoy con Hotel Paris, quedamos finalistas en un concurso de Hard Rock Café, se nos rompió una cuerda en la actuación y ningún músico nos dejó una, entonces fue un poco desastre y quizás pudo influir. Y la banda son los músicos de Miguel Draco Tena pero haciendo un proyecto paralelo más rockero, con más influencias del glam, del grunge y la parte más oscura. Nos divierte mucho. Como componemos tantas canciones luego vamos decidiendo en qué proyecto salen. Todos los proyectos y los discos tienen que tener una coherencia. Si yo hiciera un disco de música electrónica con canciones tipo Pearl Jam o Nirvana sería un poco un lío y la gente no compraría eso. Cuando se hace un disco yo lo veo como un proyecto que tiene que tener una línea y un estilo, aunque mucha gente me dice también que el disco tiene muchos estilos…Luego a la hora de componer hacer un disco cerrado también es un poco absurdo.




Has colaborado con varias ONG haciendo conciertos benéficos ¿En qué otros proyectos colaboras?


Hicimos un concierto con Make a wish, que ayuda a los niños que han perdido la ilusión, porque o son descapacitados o tienen una enfermedad y les enseñan a superar sus problemas. También vamos a tocar con Fundación Once y soy presidente honorífico de una asociación de TDAH que hay en Granada, del transtorno por déficit de atención y la hiperactividad. Hay que apoyar estas causas, para dar a conocer este problema, que las medicinas cuestan mucho dinero y hay que intentar que recauden, porque ahora con los recortes…



Test de Red Carpet:


Película: Muchas…como estudié cine no se…depende de la época. Yo le tengo mucho cariño a «My blueberry nights». Está muy relacionada también con la música. Es como un gran videoclip, y que un director consiga que un helado y un trozo de pastel sea sexo me parece increíble.


Libro: «El guardián entre el centeno». Siempre lo regalo y me gusta releerlo de vez en cuando.


Canción: Una mía, «Ya no quiero enamorarme», y cuando estoy deprimido escucho mucho Leño, así que «Agradecido».


Hobby: Me gusta la tabla y me recorro todo Madrid “on board”. Desde la Castellana a Madrid Río.


Comida: Las migas, porque mi familia es de Extremadura. Mi abuela las hacía con todo tipo de ingredientes.


Serie: «Juego de Tronos». Los personajes tienen una profundidad y dualidad que me gusta y no son malos porque sí, si no que al cumplir sus objetivos están haciendo daño a otras personas sin querer, y es un poco lo que pasa en la vida también.  Porque el malo de Hoolywood como tal no existe, como ese amor de Holywood que tampoco existe.


Serie de la infancia: Me quedo con «La Bola de Cristal».


Programa de televisión: «Alaska y Mario». Me encanta.


Cuidad: Madrid, Praga, Budapest. Budapest me encanta. Tiene un rollo ochentero y se puede fumar en las discotecas. Hay mucha movida y mucho rock. Es fascinante. Viena es parecida.


Clave anticrisis: Ojalá la tuviera. Lo que hacéis vosotros…Desarrollar nuevos proyectos. Los proyectos que se desarrollen ahora serán catapultados cuando las cosas comiencen a ir bien y por eso yo tampoco paro de hacer nuevos proyectos. La crisis me ha permitido sacar las cosas por mi mismo. A lo mejor de otra manera hubiera tenido un manager o una discográfica y he agradecido que haya sido así, y no deber dinero a nadie. Por lo menos aquí lo que saco es mío y el disco es lo que yo he querido.


Sueño cumplido: Muchos. Yo creo que he tenido suerte y todos los sueños que me he propuesto cumplir los he ido consiguiendo. Ser fotógrafo de la Fashion Week de Londres. Fue el punto de inflexión, porque fue cuando me di cuenta que como músico iba a mejorar mucho y como fotógrafo no. Y decidí pasarme a la música.


Sueño por cumplir: El poder sacar el disco en Sudamérica. Y estoy ahora apostando un poco por eso. Me gustaría ir por allí y hacer una gira.