“Loving”, amar en tiempos racistas

Manuel Martín. Madrid, 19/01/2017.

Richard y Mildred son una pareja de Virginia que viaja a Washington D.C., en el vecino Distrito de Columbia, para casarse. Y es que en Virginia, las leyes antimestizaje prohíben el matrimonio entre las personas blancas y las personas “de color”. Estamos en 1958, y el razonamiento oficial para explicar esta prohibición es que Dios creó las distintas razas separadas en continentes, pretendiendo de esta manera que no se mezclaran entre ellas.

Así comienza el nuevo filme de Jeff Nichols, que narra la historia real de los Loving, un matrimonio interracial que puso en tela de juicio la Racial Integrity Act de 1924.

Más intimista de lo que cabría esperar de una película sobre derechos civiles, Loving se centra en la vida cotidiana de esta pareja que simplemente desea poder vivir en su hogar como cualquier otro matrimonio. No encontraremos en ella escenas muy crudas ni discursos grandilocuentes; por el contrario serán las miradas o cortas frases las que transmitan la carga dramática. Podría decirse que es una película que lucha de forma pacífica, sin dejarse llevar por la indignación, al igual que sus protagonistas.

A través de una bella fotografía, el director plasma tan bien las estampas de la América profunda como ya hizo en Mud, y logra que las poco más de dos horas de la cinta transcurran a un buen ritmo, resultando interesante en todo momento.

Buena película, con una temática muy a tener en cuenta en los tiempos que corren y que probablemente obtenga varias nominaciones para los próximos Oscar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here