“Madre!”, No hay más que una…

Tania Sanz. Madrid, 29/09/2017

Darren Aronofsky muestra en su nuevo proyecto que puede acercarse a lo mejor de su obra, con una estética bien cuidada y bella que a la vez resulta angustiosa y sobrecogedora (ejemplos son Cisne Negro o Requiem por un sueño); pero también a los aspectos más oscuros de su obra, con una historia poco comprensible y metafórica como ya mostró en La Fuente de la Vida).

“Madre!” cuenta la historia de una pareja que se traslada al hogar de la infancia de Él, el poeta (Javier Bardem), mientras Ella, su musa, su inspiración (Jennifer Lawrence), trata de reconstruir la casa poco a poco. Pero las visitas inesperadas de unos extraños personajes y el comportamiento errático de su marido les llevarán a atravesar situaciones cada vez más extrañas dentro de la propia casa.

 

La película es confusa tanto para la protagonista como para el propio espectador y eso hará que surja un vínculo entre estos dos elementos y que juntos vayan atravesando las diferentes fases de extrañeza y desconcierto según avance la cinta. Como cada persona es un mundo, cada visionado captará diversos matices o llegará a entender, mejor o peor, las alusiones a las que se hace referencia. Pero lo que sí queda claro es la visión del director -tremendamente subjetiva- sobre el planeta que habitamos y de la evolución del comportamiento humano desde que apareció en escena (el cual no sale muy bien parado).

Si además a esta mezcla de ideas se le suman tintes religiosos, en este caso procedentes de la religión católica, encarnando personajes como el creador, el guía o mesías al que seguir fervientemente, el resultado final es  una película tan compleja como la que tenemos entre manos.

 

Está claro que no es una obra que deje indiferente a sus espectadores; necesita un reposo y análisis posterior para entender todos los elementos que la componen. Aun así habrá aquellos que la veneren (quizás los cercanos al estilo Aronofsky más puro o quizás afines al cine de autor) y muchos otros a los que las 2h de metraje se les alargarán en demasía y no disfrutarán del galimatías que se les presenta en “Madre!”.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here