Manténgase a la espera, seguro que te ha pasado alguna vez

Manténganse a la esperaPatricia Ruiz-Ruescas. Madrid, 5/06/2015.

¿Quién no se ha pasado horas colgado del teléfono tratando de dar de baja una línea o de cambiar de operador? ¿Es el móvil, con sus aplicaciones y posibilidades, uno de los mejores inventos que se han llevado a cabo o el comienzo de muchos problemas que sin él tal vez no existirían? ¿Un modo de comunicación o, por el contrario, está acabando con ella?

Manténganse a la espera es un divertido análisis sobre el mundo, su origen, sus conflictos, y las relaciones humanas. Una obra que parte de la desesperación ante un imposible y de la constatación de una realidad desesperante: darse de baja en una compañía telefónica.

Escrita, dirigida e interpretada por Alfonso Mendiguchía, le acompañan sobre el escenario Patricia Estremera y Jorge Gonzalo. La obra arranca con el relato de la historia de una pareja que tratará de dar de baja a su línea telefónica por unos motivos bastante convincentes. Su impotencia para lograrlo será la causa del origen de un debate que se remontará a los inicios de la humanidad para analizar las ventajas y los problemas que está generando el teléfono como medio de comunicación… o de aislamiento.

Manténgase a la espera es una producción de la compañía Los Absurdos, que ha cumplido 5 años y sigue caracterizándose por su textos inéditos, sus montajes ágiles y rápidos, y sus conversaciones cruzadas.

Con más de tres años en cartel y 150 representaciones, Manténganse a la espera es un claro
ejemplo de ello. Una comedia ágil y divertida, que combina música en directo con diálogos rápidos y cómicos que dejan entrever en su primera parte ápices de un maestro de este género como es Woody Allen. Una reflexión en clave de humor de una cuestión muy cercana para todos, lo que consigue atrapar la atención y arrancar más de una sonrisa ante la cotidianidad de ciertas situaciones.

Manténgase a la espera estará todos los martes a las 22.15 horas en el teatro Lara, en la Calle Corredera Baja de San Pablo, 15, hasta el próximo 30 de junio.