«Marta tiene un marcapasos», los jukebox se instalan en la Gran Vía

Lara Padilla. Madrid, 18/11/2013.

Marta decide viajar desde Acapulco hasta Madrid junto a su mejor amiga, Belén, con la firme intención de encontrarse con su padre. Durante su aventura en España, conocerá a nuevos amigos además de a un joven e ingenuo camarero que trastocará su mundo. Pero, ¿por qué Marta no puede enamorarse?

En los últimos años, los musicales conocidos como jukebox parecen haber proliferado en toda la escena teatral musical. La producción basada en las canciones de «Hombres G» ha sido una de las últimas en hacerse un hueco en los teatros de la capital española tras varios años de trabajo y una extraordinaria inversión económica.

El formato se caracteriza por la composición de un libreto a partir de canciones ya existentes. Así, musicales como «Hoy no me puedo levantar», «Más de 100 mentiras» o «40, el musical» son algunos de los ejemplos más recientes del éxito de este tipo de musical en Madrid.

El mayor handicap con el que se encuentran guionistas y directores a la hora de dar forma a un musical de estas características es conseguir escribir una historia que tenga coherencia con las propias canciones incluidas y que merezca la pena contar. De este modo, no sólo la propia puesta en escena es decisiva sino que los propios contenido y forma de las canciones son también un elemento determinante a la hora de conseguir el resultado deseado.

En este caso, «Marta tiene un marcapasos» peca de tener importantes carencias de guión que, sin embargo, se ven arropadas por una puesta en escena potente donde el elenco, el cuerpo de baile y la escenografía llevan todo el peso de la representación. Actores y bailarines defienden y definen esta comedia ligera encabezados por Marc Parejo, Claudia Longarte, Leo Rivera y la mejicana Gloria Aura.

Sin duda, el éxito cosechado por «Hombres G» desde sus comienzos, la situación exclusiva del teatro en plena Gran Vía madrileña y la existencia de un público ávido por rememorar épocas pasadas y canciones de su juventud son los elementos decisivos a la hora de alcanzar el beneplácito de crítica y una buena recaudación en taquilla.

«Marta tiene un marcapasos» se representa en el Teatro Compac Gran Vía.