“M:I Fallout”, los espías siguen en forma

Madrid, 2018

Suele pasar que ante una saga tan larga como esta los fans, y no tan fans, se asusten y empiecen a hacerse preguntas como: ¿quizás habría que dejar esta historia? ¿no estará demasiado exprimido el jugo? ¿podrá llegar a ser otro éxito de taquilla? ¿merece la pena pagar el abusivo precio de la entrada; incluso aún con la absurda rebaja del 10%?…

A todos ellos les decimos: Aceptad la misión y descubrid la acción de “Misión: Imposible Fallout” a partir del 27 de julio.

En esta entrega Ethan Hunt (Tom Cruise) y su equipo del IMF se aliarán con la CIA para detener al grupo terrorista denominado como “Los Apóstoles”, quienes quieren sembrar el caos mundial. Y no solo ellos volverán del pasado para atormentar al experimentado espía.

 

Como en la película anterior (M:I Nación Secreta), Christopher McQuarrie se encarga del guión y la dirección para llevar de nuevo a la pantalla una apasionante historia, llena de persecuciones alocadas, peleas cuerpo a cuerpo y secuencias de riesgo que muy pocos se atreverían a realizar. Y que mejor aliado, dispuesto a jugarse el tipo, podemos encontrar sino Cruise, quien recordemos, sufrió un accidente rodando una escena de la película (estad atentos que podréis captar el momento exacto). Ninguno de los dos, actor y director, parece tener límites y es sin duda el valor añadido de estas dos últimas partes de la saga.

Continuar con el personaje interpretado por Rebeca Fergusson y añadir a Henry Cavill, son otros dos puntos clave que redondean al alza esta mezcla explosiva; que entretiene al espectador sin hacer pesada la duración del filme y cuida otros aspectos (como la fotografía, por ejemplo) que habían sido relegados a un segundo plano en los anteriores.

“Misión: Imposible Fallout”, rodada en varias ciudades como la siempre bella París, engancha desde el minuto uno y nos mantiene en un estado de intriga, tensión y adrenalina hasta su conclusión. Y si os quedáis con ganas de más, seguid este enlace para ver parte de la magia de su rodaje tras las cámaras.