Monólogos, improvisación, sketches y canciones en “El club del cable rojo”

Patrizia Bernardi. Madrid, 1/10/2017. El humor inunda, otro año más, la cartelera teatral de la capital de España. Las tendencias actuales del humor se centran en tres vertientes: monólogos, improvisación y sketches. El espectáculo El club del cable rojo, que se representa en el Pequeño Teatro Gran Vía, reúne estos tres géneros y a ellos se les añade, en cierta medida, el musical, pues más de una canción tiene cabida en este espectáculo protagonizado por Carlos Ramos, José Andrés y Salomón.

Curtidos principalmente en el mundo de los monólogos y de la improvisación –Carlos Ramos cuenta con su propia escuela en la que imparte estas especialidades y de la que ha sido alumno su hoy compañero en el escenario Salomón- estos tres actores se turnan en monólogos individuales o se juntan con el reto de hacer reír al público. Y lo consiguen sobradamente gracias a su verborrea en los monólogos (destaca la de José Andrés, capaz de enlazar un tema con otro lejano en un milisegundo), a su humor gestual sin palabras, heredero quizá de Tricicle o Yllana, o a la combinación de los tres sobre el escenario, que da pie a situaciones surrealistas como ese ejemplo de humor absurdo que compone el primer sketch, representando una clase de gimnasia.

No falta, como era de esperar, la participación del público, de manera involuntaria. El público se convierte en protagonista de más de un sketch por obra y gracia, sobre todo gracia, de este trío de gansos, en el mejor sentido de la palabra. Todo sucedido sin pausa, con gran ritmo, con un tiempo que se pasa volando, entre carcajada y carcajada. Humor atemporal, aplicable a cualquier tipo de público, a veces con tinte sexual –de ese que hace reír a cualquiera-, a veces aludiendo a la realidad cotidiana del ciudadano medio. Todos, en algún momento del espectáculo, nos hemos sentido aludidos (cómo no en el sketch del absurdo sobre las llamadas de las compañías telefónicas varias, dispuestas a perturbar al consumidor medio).

Hay que mencionar que los tres mismos componentes que realizan este espectáculo protagonizan otro exclusivo de improvisación titulado Corta el cable rojo los lunes en el mismo teatro, un espectáculo diferente al que estamos comentando.

El club del cable rojo se representa en el Pequeño Teatro Gran Vía los domingos a las 21:00 horas hasta el 17 de diciembre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here