“No Dormirás”, transformar locura en arte

Belén Rueda vuelve al género de terror diez años después

Madrid

El director Gustavo Hernández  (La Casa Muda) ha unido fuerzas con Uruguay, España y Argentina en esta co-producción que aborda los síntomas del cuerpo, al privarlo del sueño. “No Dormirás” llega a las salas el 15 de junio.

Belén Rueda en la presentación de la película en Madrid

Bianca (Eva de Dominici) y Cecilia (Natalia de Molina) son dos jóvenes promesas de la escena teatral de los ochenta. Tras una función, les proponen participar en una nueva performance dirigida por Alma Bönh (Belén Rueda), directora de un grupo de teatro radical que traslada el montaje de la obra a un hospital psiquiátrico abandonado. Al jugar con la falta de sueño, sus mentes comenzarán a experimentar situaciones que difuminarán la realidad con una dimensión desconocida.

 

La película antes de su estreno mundial, fue presentada por varios festivales internacionales como el celebrado en la ciudad de Málaga durante el pasado mes de abril. Allí no tuvo exactamente una muy buena acogida…y puede que le ocurra lo mismo en su estreno oficial.

La ambientación y las actuaciones (sin duda lo mejor de la producción), envuelven un argumento que deja poco a la imaginación del espectador: los sobresaltos están tan preparados, que el espectador puede adivinar cuándo van a ocurrir; lo que resta efectividad al potencial de esos momentos. Por otro lado, los personajes explican cada punto conflictivo del guión, para no dejar nada suelto; aunque se contrapone a la propia historia, porque el final no queda realmente claro y se pierde demasiado en el plano sobrenatural de la cinta. Está bien que en ocasiones ciertos temas se desarrollen, pero el espectador tampoco quiere que se le dé todo hecho, como si no fuese a comprender lo que está viendo.

“No Dormirás” cuenta con buenos elementos de base, que se diluyen según avanza la producción y que difícilmente podrán mantener a flote el tridente de actrices que apadrinan la cinta.