Novatos, una denuncia necesaria

587011Javier García García. Madrid, 06/11/2015.

Año tras año, llegados los meses de septiembre y octubre, es tradición ver en el telediario noticias relativas a las novatadas. En los colegios mayores, donde se alojan muchos estudiantes durante el curso académico, siempre se reservan algunas sorpresas para los recién llegados.

El problema radica en que, en muchas ocasiones, este recibimiento es extremadamente cruel y, en determinados casos, directamente violento. Así le sucede a Álex, protagonista de Novatos, víctima de una continuada serie de vejaciones a manos de los veteranos del colegio mayor.

La nueva película de Pablo Aragüés ha podido realizarse después de una campaña de crowdfunding o recaudación de dinero por internet. Ciertamente, en algunos aspectos se aprecia lo ajustado del presupuesto y la escasez de medios técnicos, aunque por otra parte el argumento resulta atractivo y capta sobradamente la atención del espectador.

De hecho, el interés que genera la historia se multiplica a medida que transcurre el metraje y la estupidez y agresividad de las novatadas aumenta. Algunas de ellas, en verdad, resultan asquerosas y denigrantes. Bravo por Pablo Aragüés, que se ha atrevido a denunciar esta situación que se repite curso tras curso y que él padeció en sus propias carnes.

Hay que alabar el buen hacer del director, que demuestra una gran profesionalidad y unas habilidades técnicas que, con un mayor presupuesto, habrían posibilitado un mayor lucimiento en el resultado final de la obra. Asimismo, merecen ser destacados los nombres de los tres jóvenes protagonistas, perfectos y muy seguros encarnando sus papeles y a los que seguro les espera un prometedor futuro: Javier Butler, Lucía Ramos y Nicolás Coronado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here