«Pinocho, el musical», la importancia de la honestidad

    Cereza es una niña inventora de 14 años, intrépida, superdotada, extremadamente creativa, pero con un gran problema… Carece de don de gentes, así que tiene una ardua necesidad de tener amigos de verdad. Como no lo consigue, ni siquiera a través de las redes sociales, decide comenzar un experimento con el cual creará un niño androide (PIN8), que se convertirá en su mejor amigo. El experimento no sale como ella desea, y PIN8 resulta ser eso, un androide sin sentimientos.

    Cereza procura educarle, le enseña incluso a mentir para que la quiera o se preocupe por ella. Nada funciona y cae en la desesperación. Pero la magia aparece, y de su increíble ordenador brota “Troyana”, un virus informático bueno, que le ayudará a dar vida a PIN8. Esto sucede, pero PIN8 solo sabe mentir, es lo único que le ha enseñado Cereza, así que a partir de ahí, comienza una aventura por conseguir que PIN8 sea un niño sincero y sobre todo, quiera de verdad a Cereza. Si no lo consigue, se convertirá de nuevo en un androide…

    Protagonizado por Ángel Martínez (Pinocho), Laura Enrech (Troyana, Yana), Sara Navacerrada (Cereza) y Antonio Villa (Grillo / Jony Fanegas) Pinocho, el musical es una obra para toda la familia, que enseña el poder de la verdad, el valor de la honestidad y la amistad, más allá de las pantallas. Un espectáculo para vivir en familia con el que los más pequeños disfrutan y aprenden qué es lo que realmente importa.

    Pinocho, el musical, ¡El Clásico reinventado! puede verse en el Teatro Calderón de Madrid, calle Atocha 18, del 20 de diciembre al 31 de enero, todos los domingos a las 12.30 h. con funciones especiales los días 28, 29 y 30 de diciembre y 3 y 4 de enero.