Por un año de cultura

Teatro

Lara Padilla. Madrid, 01/01/2014.

Cada año que comienza se convierte en un impulso de buenas intenciones, propósitos de año nuevo y ganas de lograr todas aquellas cosas que, ya sea por una causa u otra, han quedado pendientes. Ese inicio de año es el trampolín para los sueños y un oasis para el ansia. Sin embargo, para comenzar un nuevo periodo en nuestras vidas es necesario mirar hacia atrás para valorar en conjunto la experiencia que hemos vivido y, así, poder contemplar en perspectiva todos los factores con el fin de poder seguir adelante.

En una época marcada por la crisis, los recortes y un sentimiento de decepción generalizado, el teatro -entre otras artes- se ha abierto camino a través de las trabas impuestas a golpe de esfuerzo y una cierta -y más que agradecida- testarudez de aquellos que hacen posible que el público disfrute de los escenarios.

Desde hace unos años, en cada entrega de premios, en cada presentación y a cada oportunidad, se reivindica la situación tan desfavorable a la que se enfrenta la cultura en general y el teatro en particular. Son muchas las palabras que se han dedicado a poner de manifiesto el malestar general de profesionales y público ante esta situación sin que se obtenga más que la callada por respuesta.

Mientras unos consideran la cultura como artículo de lujo, el sector continúa luchando para llenar los teatros españoles sin prestar atención a un IVA desmesurado, a la falta de subvenciones, a las dificultades impuestas a los pequeños emprendedores y a un espectador medio con un poder adquisitivo cada vez menor.

No obstante, la tenacidad y persistencia de nuestros autores, actores, técnicos y todas aquellas personas inmersas en el mundo del teatro nos han dejado un 2014 lleno de magníficas producciones, sensacionales montajes e inolvidables momentos que atesorar en nuestro recuerdo. Parece mentira que cuanto mayor son las dificultades, mayor es la inspiración y la iniciativa.

Hoy comienza un nuevo año repleto de ilusión en el que deseamos de corazón que la cultura despegue hasta límites insospechados y donde los sueños no queden en papel mojado.

¡Feliz año a todos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here