“¿Quién teme a Virginia Woolf?”, viaje al centro de uno mismo

Madrid es una ciudad de muchas caras, pero quien la conoce bien sabe que esta diversidad puede resumirse en que hay dos tipos de cosas que puedes disfrutar: aquellas de las que todos hablan y las que se ocultan en sus mil y un rincones. Y quien la conoce aún mejor podrá asegurar que las mejores suelen esconderse en este segundo grupo.

La sala Arte y Desmayo es una de esas joyitas que rebuscando un poco podemos encontrar en la capital, un local acogedor con apenas cuatro o cinco decenas de butacas y una perenne intención de entregar calidad en cada una de las obras que allí se ofrecen. Así, los fines de semana tenemos la posibilidad de asistir a la representación de ¿Quién teme a Virginia Woolf? (del autor norteamericano Edward Albee), un título ya clásico dentro del teatro contemporáneo que precisamente ha cumplido hace pocos días el 56º aniversario de su estreno.

Dirigida por Fernando Sansegundo, la obra nos pone en escena al matrimonio de mediana edad formado por Martha (Mélida Molina) y George (Juanma Gómez). Ella es la atractiva hija del rector de la universidad en la que trabaja su marido. Una noche, la pareja decide invitar a casa al joven profesor Nick (Enrique García Conde) y a su esposa Honey (Sheyla Niño). Durante la velada, se destapan todos los trapos sucios, las inseguridades, los miedos y los demonios de cada uno de los cuatro, mientras se entrelazan conversaciones entre ellos que acaban convirtiéndose en un auténtico recital de puñetazos en el estómago de sus conciencias.

Sin duda lo que más destaca de la obra es la impecable interpretación de su cuarteto protagonista. El gran número de disputas que se dan a lo largo de sus casi dos horas de duración exige un nivel altísimo en sus interpretaciones, pero la emoción y la implicación de cada uno de ellos está sobradamente a la altura de un título de este calibre.

Aun sin poder negar que ¿Quién teme a Virginia Woolf? es una obra intencionadamente densa y profunda, la función resulta muy recomendable porque consigue enganchar de forma magistral al espectador, que presenciará cómo a apenas unos metros de distancia se está librando una serie de batallas cruzadas que hará suyas y de las que resulta imposible no sentirse parte.

¿Quién teme a Virginia Woolf? se representa en la sala Arte y Desmayo (Calle Baleares 14, Madrid) los sábados a las 20:30 horas y los domingos a las 19:30 horas.