“En realidad, nunca estuviste aquí” y el papelón de Joaquin Phoenix

Joaquin Phoenix interpreta a Joe, un ex soldado de guerra y ex agente del FBI de mirada hundida y carácter desquiciado, que se dedica a rescatar niñas por encargo de clientes privados que están siendo explotadas sexualmente. Su vida se complica en una nueva misión con el secuestro de la hija de un senador involucrado en una red de tráfico sexual infantil.

En realidad, nunca estuviste aquí tuvo un buen aclamo en el Festival de Cannes llevándose el premio a la mejor interpretación masculina para Joaquin Phoenix y al mejor guión para Lynne Ramsay, también directora de este filme que ha sabido contar una historia dura y sórdida dentro de una atmósfera turbia y fría empleando un lenguaje metafórico y una narración visualmente expresiva (abundan imágenes con planos detalle y el uso de la textura y el color) que se agranda con silencios.

Para generar tensión e intensidad emocional en las escenas y reflejar el estado furioso y demente de Joe (Joaquin Phoenix) se emplea una banda sonora (Jonny Greenwood, guitarrista de Radiohead) acorde a una perfecta sinergia con el ritmo del montaje.

Joaquin Phoenix ofrece uno de sus mejores interpretaciones dando vida a un personaje solitario que arrastra traumas emocionales por su pasado y que sin necesidad de aportar diálogos transmite una gran carga dramática con los gestos, la mirada y el movimiento de su cuerpo, pudiendo entrar en la psicología devastadora del personaje.

En realidad, nunca estuviste aquí llega a sorprender y podría ser merecedora de muchos premios, por eso ya la definen como la “Taxi Driver del siglo XXI“.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here