“Robocop”, las calles vuelven a ser seguras


Roberto García. Madrid,13/02/2014.


Han pasado ya casi treinta años desde que Robocop empezara a patrullar por las calles de Detroit. El éxito de esta película en 1987 fue tan grande, que tuvo dos secuelas, varias series, videojuegos y por supuesto todo tipo de merchandising. Asimismo, la crítica la recibió de un modo ciertamente positivo y ha llegado hasta este siglo XXI con un aura de título legendario. Como no podía ser de otro modo, en plena fiebre de los remakes, le ha llegado el turno a este policía metálico.


Los tiempos han cambiado y todo el planeta está “pacificado” por los drones de Omnicorp (empresa dedicada a la producción de robots de combate dirigida por el renacido Michael Keaton). Desde Teherán hasta Beijing, los ciudadanos de todas las urbes del mundo se rinden ante estas máquinas que les garantizan la seguridad. ¿Todos? No, todos no, porque en Estados Unidos no se permiten vigilantes que no sean humanos. Pero Omnicorp sacará a las calles un sujeto que aunque su apariencia diga lo contrario, no es un robot. Así es como el agente Alex Murphy (Joel Kinnaman), herido gravemente en un atentado, pasará a ser “Robocop”.


Aunque a simple vista el retorno de este título pueda dar pereza o suene un poco innecesario, lo cierto es que sorprendentemente, al margen de ser un producto de puro entretenimiento, se trata de un largometraje ideado y realizado de una manera más que solvente. Porque más allá de los tiros y las explosiones se vislumbra la pregunta de cuánta libertad está dispuesto a dar un individuo a cambio de su plena libertad. ¿Está justificado el todo vale para mantener la seguridad en las calles?


Hay asimismo una crítica sobre el gran poder de influencia que tienen los medios de comunicación y especialmente los conocidos como “agitadores mediáticos”. El papel de Samuel L. Jackson, pese a ser corto en el tiempo, tiene una relevancia que trasciende más allá de los títulos de crédito, con un alegato final digno de figurar entre los más destacados del año.


Una película de acción, sí, pero no un espectáculo de violencia sin más o una demostración de testosterona vacía (aunque quizá habrá quien así lo quiera ver). “Robocop” es un remake que va más allá del título original (aunque por supuesto hay guiños a la primera versión de la película) y que promete no pasar desapercibida en la cartelera.


Valoración (sobre 5): 3



Ficha Técnica:

Dirección: Philip Lord, Chris Miller, Chris McKay.

Guión: Philip Lord, Chris Miller (Historia: Kevin Hageman, Dan Hageman)

Género: Comedia.

Intérpretes: Mathieu Amalric, Emmanuelle Seigner.

Año: 2014.

País: Estados Unidos.

Duración: 100 minutos.

Distribuidora: Warner Bros España.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here