“Siete deseos”, el precio de los sueños

Diego García. Madrid, 21/07/2017.

Con el verano, la cartelera se llena de películas infantiles y otras que no lo son tanto. Y es que si normalmente el cine de terror tiene siempre una representación (mayor o menor) en las salas de cine, es en esta época cuando aparecen de forma más frecuente. La última aparición está dirigida por John R. Leonetti, se llama Siete deseos y llega dispuesta a conseguir que nos pensemos dos veces lo de querer que se cumplan por arte de magia todos nuestros anhelos.

Clare (Joey King) es una joven que hace una década presenció la trágica pérdida de su madre. En la actualidad, su padre (Ryan Phillippe) busca en los contenedores de basura con la esperanza de encontrar algo útil o algo por lo que puedan pagarle bien, y un día encuentra una antigua caja con caracteres chinos que le regala a su hija. La joven, poco popular en el instituto y con una vida muy alejada de la que le gustaría tener, pronto se dará cuenta de que la caja es capaz de hacer que se cumpla todo lo que desea, con lo que al poco tiempo Clare comienza a llenar su vida de comodidades. Pero hay algo en lo que no se ha parado a pensar: todo lo que queremos conseguir tiene un precio… y quizá esa misteriosa caja esté cobrándose uno mucho más alto de lo que se imagina.

La película que nos entrega Leonetti (director de la conocida Annabelle) ofrece al espectador todo lo que puede esperar de un título así: una dosis de terror adolescente bañado en bastante sangre y muchos, muchísimos tópicos. Pretender encontrar mucho más de eso en este tipo de cintas es pedirle peras al olmo, con lo cual conviene que el espectador que elija ver Siete deseos lo haga de forma consecuente a la hora de situar sus expectativas. La película evita meterse en temas muy profundos, tanto en lo que se refiere a sus personajes como respecto al origen de la extraña caja que protagoniza la trama. Detalles mínimos, en fin, para este tipo de películas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here