“Smash”, una opción propiamente musical

Lara Padilla. Madrid, 11/09/2012.

Aunque ya se ha emitido en el canal de pago AXN White, el público general podrá disfrutar próximamente de una de las series que mayor expectación despertara en Estados Unidos en el canal Divinity de Mediaset España.  

“Smash”, creada por Theresa Rebeck y producida por Steven Spielberg, narra el periplo al que ha de enfrentarse una idea hasta convertirse en un musical de éxito. Lo trata no desde el punto de vista exclusivamente técnico sino a través de unos personajes que han de conciliar su vida personal con las exigencias que demanda el mundo del teatro. Un trocito de realidad que llega a los espectadores a través de la pantalla con un gancho tal como es Marilyn Monroe. Aunque estaba previsto que se estrenase en el mes de agosto coincidiendo con el 50º aniversario de la muerte de la actriz, parece que aún se retrasará un poco hasta llegar a la pequeña pantalla.

Con música de Marc Shaiman y Scott Wittman (“Hairspray”), la serie, durante su primera temporada, cuenta con unos actores de excepción como son Debra Messing (Julia Houston, letrista), Jack Devenport (Derek Wills, director), Katharine McPhee (Karen Cartwrigth), Christian Borle (encarnando a Tom Levvit y ganador del premio al Mejor Actor de Reparto en la última edición de los Tony por su papel en Peter and the Starcatcher”), Megan Hilty (Ivy Lynn) o la increíble Anjelica Huston (Eileen Rand). Por desgracia, algunos de ellos no estarán presentes en la segunda temporada que se estrenará aparentemente en marzo del próximo año en la NBC.

Otro de los grandes atractivos de la serie son las apariciones estelares como son la de Uma Thurman o Nick Jonas, y los cameos de famosas personalidades del entorno de Broadway y el teatro musical.

La idea de mostrar en cierta manera cómo es el mundo el teatro musical no es desconocida (“Tick, Tick.. Boom!” o “[Título del musical] recientemente). Lo realmente innovador de “Smash” es la idea que sostuvo Spielberg de llevar de la ficción a los escenarios las producciones resultantes de cada temporada. Un concepto innovador, original y, porqué ocultarlo, muy lucrativo si funciona finalmente el formato. Sin embargo, no todas las críticas han sido favorables y el éxito de “Smash” dependerá de la propia audiencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here