Spotlight, oda al periodismo de investigación

450_1000Cynthia Bague.Madrid, 29/01/2016.

A un mes de los Oscar llega a nuestras pantallas Spotlight, dirigida por Thomas McCarthy, actor, director y guionista con títulos a su espalda como Up, Los Padres de ella o Caza a la Espía. La historia, basada en acontecimientos reales, nos sitúa dentro de la redacción del equipo Spotlight, una división del periódico local Boston Globe dedicada al periodismo de investigación que ganó un premio Pulitzer tras destapar con un controvertido artículo los abusos por parte de sacerdotes de la región –y el correspondiente ocultamiento de la situación por parte de los altos cargos de la diócesis- a más de un centenar de niños. Un tema polémico como el que más, que es tratado de manera profesional y cuidadosa por el guión sin por ello dejar de mostrar la crudeza y las consecuencias psíquicas que supuso para todos aquellos que fueron víctimas, retratado de manera muy interesante en las secuencias en las que Rachel McAdams y Mark Ruffalo se dedican a entrevistarles.

La película disfruta de un ritmo constante, pausado, casi como un ejercicio periodístico lento pero con buena letra en el que observamos los matices que componen las distintas personalidades del equipo Spotlight, interpretados de manera majestuosa por unos actores protagonistas que poco a poco comienzan a juntar las piezas de lo que parece algo más que un caso de –como se menciona en la película- unas pocas manzanas podridas. Destacan también dos secundarios que de manera sutil consiguen conquistar al espectador: Stanley Tucci en su papel de incansable abogado y Liev Schreiver como el nuevo director del Boston Globe y principal instigador de la investigación contra la Iglesia. Sin duda es un film que los amantes del periodismo entenderán como una oda al amor y pasión por tan increíble trabajo y profesión, y que otros verán también como la perfecta y justa encarnación en cine de un caso que conmocionó al mundo. Muchas veces para poder contar la verdad tal y como los lectores merecen recibirla hay que despedirse de supuestos amigos e influencias, y este es otro de los interesantes dilemas morales que también nos propone la historia.

La película se alzó con el premio a Mejor Película en los premios Gotham y ha recibido más de 60 premios desde su estreno.  Compite además como una de las grandes favoritas en los Oscars de este año con 6 nominaciones, entre ellas las de Mejor Película, Mejor Guión Original y Mejor Director. Ha sido premiada en más de 60 ocasiones desde su estreno, en festivales como Venecia, Premios de la Crítica Cinematográfica y premios Gotham.