“Tiza”: una comedia inteligente sobre la educación de los hijos

Es casi imposible no sentirse identificado con algún momento de la obra “Tiza” y es que seas o no padre, conoces a alguien que esté pasando por una situación similar. Un matrimonio feliz con su pequeño hijo de 3 años que empieza en el colegio. Ellos piensan que es el niño más inteligente del mundo y deciden inscribirle en un colegio privado, de supuesto prestigio y sobre todo muy caro. Preescolar y primaria pasan factura a la pareja, al ver que su pobre niño tiene problemas con las notas. En contraposición, están dos profesores de dicho colegio privado. Una mujer con una edad cercana a la jubilación, chapada a la antigua y a la que le queda poca vocación para educar niños. Con ella, un profesor moderno, joven y que se ilusiona cada día por enseñar algo nuevo a los pequeños.

Tiza habla de la educación de los hijos, de los profesores, los padres, el amor, el desamor, la frustración, los colegios públicos y privados, la imaginación, la presión a la que someten los padres a sus progenitores con mil actividades para no pasar tiempo con ellos, los deberes, el respeto hacia los maestros que sí se tenía antes cuando había “mano dura”.

Esta obra se representa en los Teatros Luchana y está dirigida por Blanca Oteyza y protagonizada por Clara Galán, Álvaro Sotos, Cayetana Oteyza y Marcos Orengo. Los cuatro actores están muy creíbles en sus papeles y consiguen arrancar las risas de los espectadores gracias a un guión inteligente y divertido que han sabido interiorizar a la perfección de tal manera que quede absolutamente natural y realista. Utilizando la misma mesa y el mismo fondo de pizarra pintada de tiza, los personajes van moviendo sus sillas al ritmo de la música y consiguen hacer la transición de unas escenas a otras. Y reflejando así de una manera muy eficaz el punto de vista de los padres y el de los profesores que distan mucho el uno del otro.

Tiza es una crítica social sobre cómo estamos educando a las nuevas generaciones tanto con lo bueno como con lo malo y cómo los profesores se sienten atados por un sistema educativo que no acaba de ser lo suficientemente bueno. Una crítica a la educación privada y sus extraños métodos para sacar dinero de donde pueden, a los padres que malcrían a sus hijos y les sobreprotegen y de la inexistente conciliación laboral y familiar. Y todo esto sin dejar de sonreír durante toda la obra y es que “Tiza” arranca las carcajadas del público escena tras escena. Muy recomendable.

“Tiza” se representa en los Teatros Luchana los sábados y domingos.