“Casa Manolo”, tradición y memoria en Argüelles

Redacción. Madrid, 25/09/2013.

La reconstrucción de la Ciudad Universitaria durante los 40 consolidó la dinamización del barrio de Argüelles y su entramado comercial. Ubicado en el último número 83 de la calle de la Princesa, Casa Manolo empezó a convertirse en parada obligada de estudiantes, doctores y catedráticos de la Universidad Complutense. Unos se sentaban en la terraza mientras otros se acomodaban a comer en su salón y conversaban sobre política, ciencia o literatura. Sus sillas fueron arrojadas contra los grises durante las revueltas estudiantiles de los 70 y 80. Plumas ilustres de la poesía y la narrativa europea y latinoamericana participaron en las tertulias del editor Chus Visor.

Pablo Neruda, Luis Rosales, Antonio Gala, Álvaro Pombo, Álvaro Mutis, Mario Benedetti, José Luis Sampedro, Rafael Conte, Luis García Berlanga, Alejandro Amenábar, Fernando Sabater, Carlos Cano, Enrique Tierno Galván, Manuel Fraga Iribarne y Carlos Berzosa son sólo unas de las muchas personalidades culturales y políticas, incondicionalmente asiduas al Manolo, cuyas rúbricas y dedicatorias jalonan su valioso libro de firmas. No sólo confiesan el amor a unos sabores inconfundibles, sino también a un servicio entrañable, tan comedido como amigo. Homenajean al sentido gastronómico de la vida del Manolo, punto de encuentro del alma y el paladar, espacio de jovial asueto, regocijo respetuoso de la sensación del bienestar.

El legendario Restaurante Manolo afronta una nueva etapa tras las reformas de 1967 y 1995. Aunque se ofrecen como novedad las medias raciones, “la carta refuerza su fidelidad a la cocina de fogón y cazuela heredada de nuestras abuelas y bisabuelas”, según explica José Ramón Rodríguez. “Nos esforzamos por mantener un legado. Cocina sin trampa ni cartón frente a la escasamente entendida cocina de vanguardia”, añade. El punto de su cocido madrileño y su pulpo a la gallega seguirán siendo inconfundibles al paladar, al tiempo que cada estación del año marcará las renovaciones de la carta. Además, se incorpora el tradicional vermú de grifo a la hora del aperitivo, elaborado artesanalmente por Martínez Lacuesta desde 1937. Cobran mayor protagonismo las conservas gourmet y las ginebras Premium. La remodelación implica un “cambio de estilo” en la barra del primer salón, a la que placas de hierro envejecido aportarán un elegante corte industrial.

Baluarte de la cocina casera tradicional de influencias castizas y gallegas, sus recetas se han transmitido a lo largo de cuatro generaciones desde sus fundadores, Manuel Andrés Rodríguez y Josefa Queizán, hasta Paloma Rodríguez, hija de José Ramón y Mari Paz. Actualmente, el equipo de trabajo del Manolo está compuesto por 17 profesionales entre directivos, empleados de cocina y servicio.

El Restaurante Manolo se encuentra en el número 83 de la calle de la Princesa, dentro del barrio madrileño de Argüelles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here