Un paseo por «American Horror Story»

Por Paula Gómez. Madrid, 21/11/2011.

Para muchos de los que se quedaron en un limbo después de “Lost” y acabaron tan perdidos como sus protagonistas (por culpa de J.J. Abrams), ahora llega una serie que lleva al espectador al lado más oscuro de una misteriosa mansión en plena California. “American Horror Story” es la historia perfecta de una casa misteriosa, y los protagonistas del pasado y del presente que habitan en ella.

La familia Harmon se muda de Boston a Los Angeles para superar sus problemas y reiniciar una nueva vida. En la casa que han comprado, a precio de mercadillo, comienzan a ocurrir extraños fenómenos. A simple vista parece que está todo inventado pero el caso es que en “American Horror Story” nada es lo que parece. Los sucesos del pasado y sus personajes abren varios caminos llenos de sombras, misterio, y alguna que otra sorpresa para la audiencia.

Cada capítulo, de unos 40 minutos aproximadamente, invita al espectador a conocer parte del pasado y el presente de la casa, donde el hilo conductor de la historia lleva los nombres de Ben (Dylan McDermott), un psicólogo lleno de psicopatías, y Vivien (Connie Britton), la víctima del matrimonio que ambos intentan arreglar a toda costa. Los dos parecen estar obnubilados por un extraño poder desde que habitan la casa, el mismo que hace que los espectadores no se levanten de sus asientos ni un solo momento durante el transcurso de cada capítulo.

“American Horror Story” posee una estética de lo más pintoresca, excelentes efectos especiales y un reparto de lujo que completan actores de la talla de Jessica Lange como vecina alocada y sofisticada, Frances Conroy, la mujer de “A dos metros bajo tierra”, que interpreta a la controvertida ama de llaves; Zachary Quinto, más conocido como el temible Sylar, de la malograda serie “Héroes”, que es un antiguo inquilino de la casa, o la joven debutante Taissa Farmiga, la hija del matrimonio.

La serie llegó a Fox de la mano de Ryan Murphy y Brad Falchuk, los creadores de Glee y Nip/Tuck. Se estrenó en octubre en Estados Unidos, y el 7 de noviembre en nuestro país.