”Zipi y Zape y la Isla del Capitán”, el niño que llevamos dentro

Zipi y Zape y la Isla del Capitán (Cartel)Diego García. Madrid, 29/07/2016.

Llega a los cines una comedia ligera, fresca y para todo tipo de público, tal y como pide esta época del año. Tras el estreno, hace tres años, en la gran pantalla de las aventuras de los gemelos más traviesos de la historia del cómic español, Oskar Santos repite tras las cámaras para traernos Zipi y Zape y la Isla del Capitán, en un intento por mejorar una primera entrega que dejó peores críticas de las esperadas.

Con la llegada de la época navideña, Zipi (Teo Planell) y Zape (Toni Gómez) han decidido que ya no van a pedir regalos a los Reyes: los robarán ellos. La idea no sale tan bien como desean y sus padres (Jorge Bosch y Carolina Lapausa) acaban castigándoles con acompañarles al próximo viaje que tienen previsto, a una desconocida isla. Allí los cuatro llegarán al caserón de la señorita Pam (Elena Anaya), la enigmática mujer que cuida de un grupo de niños abandonados. Pero las cosas en la mansión no acaban siendo exactamente como parecen, y Zipi y Zape deberán resolver el gran misterio que se esconde no sólo en el edificio, sino también en toda la isla. Mientras desentrañan el asunto, las circunstancias les enseñarán que quizá no deban ver a sus padres como a enemigos, sino más bien como todo lo contrario.

Estamos ante una comedia familiar que claramente supera en todo a su predecesora. Zipi y Zape y la Isla del Capitán, sin llegar a ser sublime en ninguno de sus aspectos, sí que se presenta como una buenísima forma de convencer a pequeños y mayores para pasar un par de horas lejos del calor de las calles. Además, contar con la participación de una de las grandes de este país, Elena Anaya, y de los dos grandes actores que interpretan a los padres de los gemelos, supone un aliciente extra para disfrutar de una película que cumple con creces sus objetivos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here