‘Atraco, paliza y muerte en Agbanäspach’, lo mejor que has visto nunca

La crítica cayó rendida ante la locura de Mammon hace unos años, la obra de Nao Albet y Marcel Borràs que formaba parte de la trilogía Todo por el dinero, de la que poco más se sabe. Una especie de road movie llevada al teatro, llena de eclecticismo y diversión, que recuerda mucho a su último y sublime trabajo, Atraco, paliza y muerte en Agbanäspach, representada actualmente en el Teatro María Guerrero en Madrid.

El tándem creativo se supera en esta ocasión: el guión, la producción, la puesta en escena…Atraco, paliza y muerte en Agbanäspach cuenta con todos los ingredientes para convertirse en una de las mejores obras que verás nunca en directo…o, al menos, será la que más te sorprenderá en mucho tiempo.

Abanderada por un sentido del humor perspicaz, irónico y oscuro, que sigue recordando al cine de los Coen, en Atraco, paliza y muerte en Agbanäspach todos los géneros tienen cabida: comedia, drama, musical, el teatro dentro del teatro…una montaña rusa con giros de guión que dejan al espectador con la boca abierta.

Lo mismo ocurre con las interpretaciones de los actores, tanto de Nao y Marcel como protagonistas o Irene Escolar en el papel de Maria Kapravof, la musa del «re-productivismo», que fascinada por la historia de ellos mismos (adivina, van a escribir e interpretar un atraco bancario en un teatro neoyorquino), se interesa en representarla según su visión del arte.

Y es el arte, ante el espectador, el que queda cuestionado junto a los límites del mismo y lo absurdo de lo mismo, en un viaje embaucador sin precedentes. ¿El argumento? Es lo de menos, te puedes hacer a la idea, pero lo mejor es que no te la pierdas.

1 COMENTARIO

Comments are closed.