Eva contra Eva: Una reflexión acerca de cómo nos afecta el paso del tiempo

Desde el 18 de diciembre y hasta el próximo 9 de enero, el Teatro Reina Victoria acoge la representación Eva contra Eva, protagonizada por Ana Belén, Mel Salvatierra, Javier Albalá, Manuel Morón y Ana Goya e inspirada en la oscarizada película Eva al desnudo de Joseph L. Mankiewicz (1950). Con la adaptación y dramaturgia de Pau Miró y dirigida por Silvia Munt, este montaje ya había sido estrenado en catalán el año pasado en el Kursaal de Manresa habiendo recibido una gran acogida. 

La representación comienza con Eva (Ana Belén) volviendo a su camerino después de dar vida al personaje de Clitemnestra. Será aquí donde conozca a la aspirante a actriz Eva (Mel Salvatierra). Dos actrices de generaciones diferentes, dos maneras de enfrentarse no sólo a la profesión, sino también a la vida. A través del diálogo, el espectador se sumerge en las inquietudes de cada una de estas mujeres: el personaje de Ana Belén, sintiendo el paso del tiempo y cómo éste afecta especialmente a las mujeres en la profesión, le ha generado mucha inseguridad e intenta lucha por que su nombre no desaparezca de los escenarios. Por otro lado, la Eva más joven sueña con encontrar la oportunidad de su vida que le dé un nombre en la profesión. Preguntas que se plantean las protagonistas como “¿Qué quiere decir una actriz en decadencia?” o “¿A ti te gusta lo que haces?” hacen que el espectador se identifique con el conflicto por el que atraviesan personajes. Las dos actrices principales están soberbias y ambas consiguen dotar a los personajes de esos pequeños matices que marcan la diferencia a la hora de hablar de una gran interpretación. A los dos personajes femeninos principales, se une Ana Goya en el papel de representante de la Eva más madura, Manuel Morón en el papel de policía y crítico teatral y Javier Albalá en el papel de director teatral y amante de Eva (Ana Belén). 

La escenografía corre a cargo de Enric Planas y es muy representativa y elegante, teniendo en cuenta que prácticamente la totalidad de la obra transcurre en este espacio. Nos encontramos en el camerino de una reputada actriz de teatro que cuenta con cambios de vestuario y algún pequeño detalle que no deja de dar información al espectador como puede ser el alcohol presente en diferentes momentos de la representación. Aparte de esto, llama la atención los dos grandes espejos que se encuentran en el lado derecho del escenario y que funcionan tanto como para mostrar a los actores en el momento presente (un cambio de perspectiva) como para mostrarnos imágenes de lo que está sintiendo y pensando en determinados momentos de la obra el personaje de Ana Belén. A la escenografía se une una inteligente iluminación, diseño de David Bofarull, en donde el juego de luces y sombras cobra vital importancia cuando Manuel Morón interpreta a la conciencia de la Eva más experimentada. 

La sensibilidad con la que se ha contado esta historia es muy destacable y desde luego, nos encontramos ante un montaje que cualquier amante del teatro debe acudir a ver. 

Eva contra Eva estará en el Teatro Reina Victoria, carrera de San Jerónimo 24, de martes a jueves a las 20:00 horas, sábados y domingos a las 19:00 horas.