Fama, El Musical: el espectáculo eterno

El Teatro EDP Gran Vía reestrenó el pasado martes uno de los musicales más esperados tras una temporada de gran éxito en el Teatro Apolo de Barcelona. Y ahora por fin llega a Madrid en su gira nacional un espectáculo que nos hace disfrutar y recordar cuatro décadas después la inolvidable película y posteriormente serie de televisión de FAMA que inspiró a muchos jóvenes en el mundo del arte. Y para los que no recuerden el argumento, Fama cuenta la historia de un grupo chicos y chicas acuden a una audición en la calle 46 de Nueva York para ingresar en la escuela de artes escénicas High School for the Performing Arts. A partir de ahí comienza una carrera hacia el éxito donde no vale solo con tener talento y sueños sino que es necesario el esfuerzo y el trabajo para triunfar. Y es que como solía decir la directora del centro «la fama cuesta y aquí vais a pagar» y esa es una de las premisas que trata el documenta. Valores que siguen hoy en día muy vigentes y que deberían seguir poniéndose en práctica y es el esfuerzo y el trabajo constante que se requiere para lograr tus sueños.

Y todo esto se refleja sobre el escenario en Fama, El Musical, un espectáculo lleno de talento del elenco variado y muy completo que representan a la perfección a aquel grupo de jóvenes dispuestos a todo por triunfar. FAMA fue creado por David De Silva que consiguió traer un fenómeno de la cultura pop a los escenarios españoles en octubre de 2021 en Barcelona y ahora en Madrid. Pero este espectáculo ha estado presente en los grandes escenarios del mundo como Nueva York, Londres, Tokyo, Los Ángeles o Roma porque es un auténtico éxito mundial que cuarenta años después sigue triunfando allá donde vaya.

El productor ejecutivo, Jorge Arqué, que ya produjo la versión de 2006, afirma que “hemos encontrado mucho más talento que hace quince años, gente muy preparada que canta, baile e interpreta a un altísimo nivel y con un gran espíritu de esfuerzo”. Y tanto es así, que sorprende ver lo completos que son la mayoría de los artistas que salen al escenario porque muchos de ellos no solo bailan, actúan y cantan sino que también tocan en directo algunos instrumentos. Y es que este elenco tan completo también son ese símbolo de esfuerzo y vocación de los personajes que representan que intentan hacerse un hueco en el mundo del baile, la interpretación y la música. Algo que sigue vigente a pesar de que cuenten una historia de 1980, año en el que se estrenó la película de Fama con una banda sonora muy pegadiza (y ganadora de dos premios Oscar) y que se convirtió en un auténtico fenómeno mundial, tanto fue así que dos años después la NBC estrenaba la serie.

Con una puesta en escena impactante, muchos cambios de vestuario y el gran talento de sus protagonistas, especialmente destacable el trabajo de las actrices Dianne Icco (Serena) y Clara Peteiro (Carmen) y a pesar de algunas bromas algo fuera de tono, consigue ser un espectáculo entretenido y sorprendente. Un musical que habla de compañerismo, de esfuerzo, de éxitos y de fracasos, de amor, de prejuicios y de lucha, pero sobre todo, habla de sueños.

Artículo anteriorEl Golem: una puesta en escena oscura, pero obligada de la cartelera 
Artículo siguienteTea rooms: descubrimos la historia de las mujeres en el Madrid de los años 30